La oposición impide a la alcaldesa impulsar su programa de formación y empleo para este año

Ana Belén Castejón. /Pablo Sánchez/ AGM
Ana Belén Castejón. / Pablo Sánchez/ AGM

La ADLE elige Pozo Estrecho, Santa Lucía y el centro de la ciudad para iniciar un proyecto social de empleo en zonas «deprimidas»

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, cosechó ayer la primera derrota parcial en el pulso por sacar adelante los presupuestos municipales de 2018. El PP echó por tierra, con su voto en contra, los planes de empleo y formación, de los que ella es responsable política directa, mientras que MC, Ciudadanos y Cartagena Sí Se Puede (Podemos) se asbstuvieron. La falta de acuerdo sobre el presupuesto de la Agencia Local de Empleo y Formación (ADLE) ralentizará la puesta en marcha de planes pendientes de obtener fondos externos. Entre ellos está el de fomento de la empleabilidad entre personas desfavorecidas en «zonas deprimidas». Pozo Estrecho, Santa Lucía y el centro urbano son los núcleos elegidos.

La ADLE gestionó el año pasado 2.243.000 euros. El borrador de presupuestos de este año reduce los fondos en 78.000 euros. «La razón es que seis de los 80 trabajadores se han integrado en la plantilla del Ayuntamiento», explicó el gerente, Manuel Mora. Eso libera a la agencia de hacer frente a 262.000 euros de gasto en salarios.

El plan para favorecer que personas humildes y sin arraigo encuentren un trabajo en Pozo Estrecho, Santa Lucía y en el centro de Cartagena se llama Pactes-Alianzas Activas para la Cooperación Transfronteriza. El Ayuntamiento prevé invertir 365.000 euros del nuevo presupuesto y aspira a conseguir más de tres millones de euros de financiación procedente de la Unión Europea (UE).

El Ayuntamiento solo tiene 262.000 euros para actuaciones por cuenta propia. La mayor parte de lo que gestionará dentro de la ADLE es para cofinanciar proyectos de formación para el empleo y de ayuda a los autónomos en colaboración con el Servicio Regional de Empleo y Formación (Sefcarm). Así, el presupuesto recoge un plan mixto de empleo y formación para personas mayores, dotado con 680.000 euros.

«No hay una apuesta real»

El PP votó en contra, porque sigue «sin ver la famosa apuesta por el empleo que prometía Castejón. Los programas son los mismos que gestionaba el Partido Popular, con algunos nombres cambiados. Hay 200.000 euros menos del Ayuntamiento, compensados en parte por el aumento de la asignación regional», explicó el concejal Diego Ortega. Para llegar a un acuerdo, el PP exige negociar todas las partidas, incluidas las de personal y gasto corriente; no solo las inversiones.

Los otros grupos se abstuvieron. La exconcejal de Hacienda, Isabel García, de MC, advirtió de que hay «multitud de errores e incongruencias» en el proyecto, «modificado respecto al que yo dejé listo el 22 de diciembre». Manuel Padín, de Ciudadanos, pidió conocer el borrador íntegro del presupuesto municipal de 2018, antes de tomar una decisión sobre el de la ADLE. Cartagena Sí Se Puede (Podemos) detectó cientos de miles de euros en partidas sin concretar, cuyo destino quiere conocer antes de pronunciarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos