Operarios limpian los escombros y la basura del Castillo de la Atalaya y de los Refugios

LA VERDADCartagena

Los servicios municipales de limpieza, coordinados por técnicos de Patrimonio Arqueológico, limpiaron el Castillo de la Atalaya y los pasadizos colindantes al Museo Refugio de la Guerra Civil, ubicado en la calle Serreta. En el primer caso, los trabajos consistieron en acondicionar los accesos a la fortaleza quitando la vegetación, los escombros y la basura. También se ha identificado los elementos arquitectónicos desplazados de sus posiciones originales, para tenerlos inventariados.

El seguimiento arqueológico del proyecto fue realizado por el historiador y arqueólogo, Luis Miguel Pérez Adán, con el asesoramiento de la Coordinadora de Patrimonio Arqueológico, María del Carmen Berrocal. Ambos también supervisaron los trabajos en el segundo monumento. En este caso se iluminó y acondicionado la zona situada en la pared del baluarte de Berwick, perteneciente a la muralla de Felipe V. Esta es la única entrada que se conserva en la actualidad por la esquina de la calle Muralla de Tierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos