Del Olmo da por cerrada la crisis de 'Cala Cortina': «La vida sigue»

Disparo de salvas, por parte de policías nacionales, ayer en la calle del Carmen. /José María Rodríguez / AGM
Disparo de salvas, por parte de policías nacionales, ayer en la calle del Carmen. / José María Rodríguez / AGM

El comisario ve positiva la condena a 5 agentes por el homicidio imprudente de Diego Pérez, pues los detuvo la propia Policía y esta probada la autoría

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

«Hay que felicitarse de que vaya a dictarse una sentencia judicial que ve probada la autoría de un delito. Los autores van a recibir la sentencia correspondiente. Eso es muy bueno para todo el mundo. Ha sido un caso terriblemente doloroso y que investigó la Policía, como todos los casos de muerte violenta. Concluyó con la detención de seis presuntos autores, que luego resultaron ser policías. Lo mejor de todo es que no ha habido ningún margen para la impunidad. Es la propia Policía la que lo ha investigado, por más doloroso que fuera».

Con estas palabras, el comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Cartagena, Ignacio Del Olmo, quiso ayer marcar un antes y un después en la crisis abierta hace tres años, por la detención de seis agentes en el 'caso Cala Cortina'. Este fue iniciado tras la muerte del vecino de Las Seiscientas Diego Pérez, cuyo cadáver apareció flotando en la playa en marzo de 2014, con una fractura de vértebras en el cuello.

La Fiscalía recuerda que si la condena incluye la inhabilitación especial, quedarán fuera del Cuerpo

Privilegio al ir a declarar

El pasado viernes, los policías se declararon autores de los delitos de detención ilegal y de homicidio imprudente, y en un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular aceptaron que «por acción u omisión» se causó la muerte de Diego, al que debieron haber custodiado, y aceptaron cuatro años de prisión. El fallecido, quien tenía 43 años y sufría esquizofrenia y trastorno de la afectividad, llamó de noche a la Policía pidiendo ayuda, al sentirse amenazado por unos vecinos. Coincidiendo con la celebración del juicio a cinco de esos seis funcionarios -uno de ellos falleció mientras cumplía prisión provisional-, y a preguntas de los periodistas durante los actos de los Ángeles Custodios, patrones de la Policía Nacional, Del Olmo llamó a mirar adelante.

El comisario señaló que hay que «acatar la sentencia», y añadió: «Nos hemos rehecho, hemos seguido adelante y hemos seguido trabajando. Y lo hemos intentado hacer de la forma más discreta posible, en beneficio de todos, en beneficio de los ciudadanos». Por eso, remarcó, «lo hay que pensar es que una vez que se sentencie, la vida sigue en todos los sentidos».

A su juicio, «es muy de lamentar que hubo un ciudadano de Cartagena que murió violentamente y que, en el curso de los hechos, hubo un policía que también murió. Y es lo más lamentable en este caso, porque ellos no van a volver. Pero el resto van a seguir sus vidas. Y es importante que así sea».

Vídeo

Sobre el hecho de que los acusados fueron traslados el viernes al sótano del Palacio de Justicia en un furgón policial, con cristales tintados, en vez de entrar por la puerta principal al estar en libertad y suspendidos por el Ministerio del Interior, Del Olmo se limitó a decir: «Yo no sé lo que ocurrió el viernes». Fuentes del Tribunal Superior de Justicia indicaron que no había ninguna orden de darles un trato especial.

Del Olmo desvinculó la condena penal de la decisión de echar o no del Cuerpo a los agentes, pues eso depende del «procedimiento administrativo». Fuentes de la Fiscalía insistieron, sin embargo, en que si la Audiencia Provincial les condena por inhabilitación especial y absoluta, como piden el Ministerio Público y la acusación, deberán ser expulsados, conforme al Código Penal. El juicio por Cala Cortina quedará, en principio, hoy visto para sentencia, tras debatirse la responsabilidad civil subsidiaria del Estado en cuanto a las indemnizaciones para la hija y los cinco hermanos de Diego.

Entrega de distinciones

Los actos de la festividad policial fueron celebrados por la mañana, ante vecinos y autoridades, en la calle del Carmen, frente a la escultura de los Ángeles Custodios, de Juan José Quirós. Hubo un homenaje a los agentes fallecidos, actuó la banda de Infantería de Marina y se realizó entrega de medallas a funcionarios y de reproducciones de la escultura a la Asamblea Regional, en cuya representación asistió su presidenta, Rosa Peñalver; al Ejército de Tierra; y a la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos