El nuevo delegado del Gobierno tendrá en la ciudad una oficina «permanente»

El despacho, que abrirá «al menos una vez por semana», servirá para presentar proyectos y recibir las visitas de todo tipo de organizaciones

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La Delegación del Gobierno en la Región de Murcia dará, antes de final de año, un paso para tener una presencia constante en Cartagena. Su nuevo titular, Francisco Bernabé, anunció ayer la «creación de una oficina permanente» de este organismo, para pasar revista «al menos una vez por semana» y resolver in situ aquellos asuntos de su competencia que tengan que ver con la comarca.

Bernabé informó, en la sede del PP, de que él mismo se encargará de aumentar la presencia de la Delegación del Gobierno en la ciudad. Atenderá en persona «las necesidades de las entidades públicas, empresas privadas y asociaciones sin ánimo de lucro de ámbito comarcal», indicó, para evitarles el desplazamiento a Murcia. Está descartado designar a un responsable que haga las veces de subdelegado del Gobierno o a personal específico para la oficina.

Asimismo, el delegado del Gobierno aseguró que en esta oficina se darán a conocer los proyectos estratégicos del Estado que tengan que ver con Cartagena y su comarca.

El despacho no tendrá personal propio ni tendrá un subdelegado territorial, porque la Región de Murcia es uniprovincial

Bernabé resaltó así la importancia de mostrar cercanía a una zona de la Región en la que viven casi medio millón de personas, una tercera parte de la población de la Comunidad, incluido él mismo, como vecino de La Unión.

La ubicación de la oficina todavía no está localizada. Bernabé tiene que decidirse por «alguno de los muchos edificios de la Administración del Estado que hay en Cartagena». Lo que está descartado es buscar fuera de esas dependencias. Asimismo, Bernabé explicó que para ponerla en marcha le basta el equipo del que dispone la Delegación en Murcia, parte del cual se desplazará con él los días de la semana que se considere oportuno.

Bernabé hizo el anuncio acompañado por el presidente local del PP, Joaquín Segado. Y dijo que fue él quien le pidió que aumentara de esta manera la presencia de la Delegación del Gobierno en Cartagena, el mismo día en el que le felicitó por su nombramiento para el puesto. Segado, por su parte, consideró que es una «noticia histórica» y que «supondrá acercar las decisiones que se toman en Madrid y hacer más ágil y cercana la información de los importantes temas para el municipio».

El PSOE lo planteó

Hace doce años ya hubo un proyecto de crear una estructura permanente de la Delegación del Gobierno en Cartagena. Fue Ángel González, responsable de este departamento durante el primer mandato de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), quien propuso utilizar el bloque de las antiguas casas de los ingenieros, situado junto a la Casa del Mar y que estaban en desuso. Sin embargo, el intento no fructificó porque las subdelegaciones del gobierno solo pueden estar en capitales de provincia, por debajo de las delegaciones, que tienen ámbito regional. Ninguno de sus sucesores mostró interés por intentarlo de nuevo. Por lo menos Rafael González Tovar (PSOE) tuvo una presencia notable en Cartagena durante su etapa, pero Antonio Sánchez-Solís (PP) se caracterizó por mantener un perfil bajo.

Cartagena tiene una oficina de la Comunidad, que funciona en la planta baja del Palacio de Aguirre desde 2015. La atiende precisamente Joaquín Segado, en su papel de asesor de confianza de la Administración regional. Pero a diferencia de esta, la de Bernabé no contará con personal desplazado de la Delegación en Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos