La nueva explanada carece de un uso definido tras su reforma

A. L. CARTAGENA

Los proyectos de remodelación de la sede de la Cámara de Comercio, para darle un uso gastronómico, y del complejo con bares y una hamburguesería, para atraer nuevas actividades relacionadas con el sector, contrasta con la ausencia de un plan permanente para aprovechar la gran explanada recientemente reformada que hay entre ambos inmuebles.

Las posibilidades de darle algún aprovechamiento chocan con la limitación de situar allí instalaciones pesadas, dado que debajo hay un aparcamiento. Además, el Ayuntamiento se opone a la ubicación allí de estructuras que tapen la visión de la Muralla de Carlos III desde el mar. Por ahora, la idea que se baraja es la de instalar, según la temporada, ferias sobre buceo, náutica, el patrimonio cultural y artístico y la gastronomía, como escaparate turístico de la zona. Con matices, tanto el Ayuntamiento como la Comunidad Autónoma apuestan por esa alternativa.

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC) apoya combinar las actividades temporales con otras de carácter permanente. En cuanto a las primeras, considera positiva la idea de variar el tipo de ferias que se instalan, según la época del año. Respecto a las segundas, apuesta por la cesión de suelo para completar la oferta de hostelería y comercio que ya esté en funcionamiento en el Paseo del Muelle.

Por su parte, la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cartagena (Hostecar) apuesta por convertir la explanada en un espacio multiusos para celebrar todo tipo de eventos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos