Música alternativa en El Soldadito de Plomo

Victoria Fernández, Clara Fernández, los músicos Pablo Martín y Fernando Lima, Angie Capel y Angy Saura./Pablo Sánchez / AGM
Victoria Fernández, Clara Fernández, los músicos Pablo Martín y Fernando Lima, Angie Capel y Angy Saura. / Pablo Sánchez / AGM

ÁNGELA DE LA LLANA

Unir la música, el buen ambiente y programar una oferta cultural de calidad, dando oportunidad a nuevos grupos del panorama nacional, es el objetivo de Encuentros Sonoros, un colectivo de jóvenes de Murcia que organizan ciclos de conciertos en locales públicos. Ahora han apostado por Cartagena y han elegido un establecimiento tan acogedor como curioso que se encuentra en pleno centro de la ciudad: El Soldadito de Plomo. El jueves por la noche, este bar albergó un concierto a cargo del grupo madrileño Tangerine Flavour, que se subió al escenario para ofrecer a los asistentes un recital acústico muy variado.

Poco antes de comenzar la actuación, Angie Capel, Alejandro García, Carmen Caballero, Ana Clemente y Thomas Alburquerque explicaron a los asistentes la filosofía de Encuentros Sonoros, que no es otra que la de organiza eventos que «apuesten por el talento emergente, allá donde encontremos a gente que aporte calidad y música alternativa. En este empeño nos hemos topado con este grupo de madrileños que para nosotros han sido un gran descubrimiento, se trata de Tangerine Flavour».

Otra de las características de los conciertos es que los organizadores suelen apostar por locales pequeños, cálidos, en el que prime la cercanía de los artistas con la gente. «Se trata de que una vez que acabe la actuación los asistentes puedan hablar con los músicos y hacerles preguntas y mantener un contacto con ellos más cercano».

El grupo madrileño, compuesto por dos estudiantes de ingeniería, Fernando Lima y Pablo Martín, está influenciado por el la música soul, rock, blues y folk. Ambos se mostraron «encantados de conocer una ciudad como Cartagena a la que no habíamos venido nunca y que nos ha parecido muy agradable». Su concierto estuvo marcado por distintas influencias, y por un juego de voces que dieron lugar a un sonido muy característico con un directo energético y muy potente.

Entre los asistentes estaban un grupo de amigos, perteneciente a la Asociación Cartaginense que aprovechó antes del concierto para disertar sobre temas de la ciudad. Juan Luis Cabello, José Antonio Gallego, Aureliano Rodríguez, Joseph Liarte, Federico Santaella y Andrés Ros González charlaron de forma animada sobre la cultura árabe.

Asistentes como Carmen Caballero, Ana Clemente, Miguel Alcaraz, María José Arcos y José Navarro elogiaron el apoyo que los propietarios del local están dando a nuevas propuestas culturales alternativas.

Antonio Sánchez Inglés y Tania Moral son los propietarios del establecimiento de la calle General Ordóñez que lleva abierto en Cartagena cerca de tres años y que se caracteriza por una decoración muy curiosa en la que, entre otras cosas, algunas mesas están hechas con maletas y los asientos con antiguas bañeras.

Llegaron al local clientes a los que les gusta la música y que deseaban «descubrir a este nuevo grupo», como Santiago Roca. Tampoco faltaron María López, Cristina Ariola, Ricardo Somivilla, Mario Aledo y Javier Celdrán, un grupo de amigos que son «asiduos al establecimiento ya que se trata de un lugar diferente que ofrece alternativas como el concierto».

Encantadas con asistir se mostraron amigas como Victoria Fernández, Angy Saura y Clara Fernández, para quien es muy gratificante «la posibilidad de que podamos escuchar un concierto un jueves que, además, es gratuito».

Cristina Delgado y Salvador Moreno se encontraron por sorpresa la actuación: «Venimos mucho por aquí y nos sorprendido este concierto que es muy dinámico». Compartieron opinión Mario Esparza, Esteban Romero y Laura Hernández. «Se trata de escuchar buena música, tomar una copa entre amigos y poder disfrutar de una oferta diferente y novedosa».

Fotos

Vídeos