Una mujer muere tras caer con su coche a la rambla del Albujón y su hija salva la vida

Un camión grúa recoge el coche siniestrado al caer a la rambla del Albujón, a escasos metros de La Puebla./J. M. Rodríguez / AGM
Un camión grúa recoge el coche siniestrado al caer a la rambla del Albujón, a escasos metros de La Puebla. / J. M. Rodríguez / AGM

La Guardia Civil investiga si el accidente ocurrió por un despiste y si influyó que la calzada estaba mojada por la lluvia que caía en ese momento

ANTONIO LÓPEZ y R. SERRANOCartagena

Un despiste unido a la lluvia y a que la calzada estaba mojada apuntan como las posibles causas del accidente de tráfico mortal ocurrido ayer por la mañana en la carretera RM-F35, que une Cartagena y San Javier, a la altura de La Puebla. Una mujer de 25 años falleció casi al instante al salirse de la vía y su hija de 4 años salvó la vida, casi milagrosamente, a tenor del amasijo de hierros en que quedó convertido el coche en el que viajaban.

Unos cuantos rasguños en el quitamiedos que protege la calzada de la rambla y unos pocos pedazos del vehículo son los únicos restos que dejó el siniestro, que sobre las ocho de la mañana alertó a los vecinos de La Puebla. A esa hora comenzaron a pasar por sus calles ambulancias, camiones de bomberos y coches de policía en dirección al lugar del siniestro, a las afueras de la localidad.

Momentos antes, el vehículo que conducía Natalie T. R., vecina de Santa Ana, se salió de la calzada por razones que la Guardia Civil investiga. La primera hipótesis que se baraja es que la joven se despistó, dio un volantazo a la derecha, se subió al quitamiedos y cayó a la rambla desde una altura de unos cuatro metros, aproximadamente. El impacto destrozó la parte delantera del turismo, un Peugeot 206.

Cuando llegaron los servicios de emergencia al lugar tan solo pudieron certificar la muerte de la mujer. Afortunadamente, la hija, que iba sujeta en la silla de seguridad, pudo salvar la vida. La menor fue rescatada del interior del automóvil con heridas leves en un pómulo, por lo que fue rápidamente trasladada al Hospital Santa Lucía. Tras una primera revisión, los médicos constataron que presentaba, además, diversos traumatismos, por lo que quedó en observación.

La madre y la hija habían pasado la noche en la casa del padre de la menor, en Los Narejos (Los Alcázares). En el momento del accidente, ambas se dirigían a Santa Ana, donde viven con los padres de la fallecida, en un dúplex de la calle Leovigildo. Iban a recoger pertenencias y dirigirse después a Los Belones, donde la niña está escolarizada.

Los 'Gallegos'

Los vecinos de Santa Ana no daban ayer crédito a lo sucedido tras conocer la noticia. Se trata de una familia muy querida en el barrio donde viven, pese a que solo llevaban residiendo allí menos de cinco años. Son conocidos como los 'Gallegos' y regentan dos establecimientos de hostelería, uno ubicado en Barrio Peral llamado Tapería A Muñeira y otro, en Los Narejos: El Gallego, El Rey del Pulpo. En ambos, según comprobó este diario, los trabajadores se mostraron destrozados por lo sucedido.

Por último, los vecinos de La Puebla criticaron que la calzada, sobre todo a la altura de donde ocurrió el accidente, se convierte en un auténtico barrizal cuando llueve, porque es muy transitada por tractores y otra maquinaria usada en el campo.

El padre y los abuelos recibieron atención psicológica

El padre y los abuelos de la niña, que sufrió heridas leves tras el accidente ocurrido en la rambla del Albujón, tuvieron que recibir asistencia psicológica a su llegada al Hospital Santa Lucía y conocer la fatal noticia. Fue en el servicio de urgencias de este centro hospitalario donde se vivieron los momentos más tensos y dramáticos. Los profesionales sanitarios les estuvieron atendiendo en todo lo que necesitaron, según indicaron fuentes del hospital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos