Una muerta y tres heridos en un choque frontal en La Aljorra

Bomberos trabajando en el vehículo de la mujer fallecida en el accidente, ayer en La Aljorra./Bomberos Cartagena
Bomberos trabajando en el vehículo de la mujer fallecida en el accidente, ayer en La Aljorra. / Bomberos Cartagena

La Guardia Civil investiga si uno de los dosw coches se salió de su carril en la RM-602 e iba demasiado rápido en un tramo de velocidad limitado a 70

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Una mujer de 33 años de edad, identificada como Elsy V. R. de nacionalidad ecuatoriana, falleció ayer instantes después de que el coche que conducía colisionara frontalmente con otro que iba en dirección contraria, en la carretera RM-602, junto a La Aljorra. La violencia del choque, que tuvo lugar a las seis de la mañana, causó tres heridos graves más: el acompañante de la mujer fallecida y los dos ocupantes del otro coche implicado, que son padre e hija, según informaron la Guardia Civil de Tráfico y el 112.

El suceso tuvo lugar en el kilómetro 4,2 de la carretera, en un tramo de firme irregular y cuarteado pero sin cruces y con buena visibilidad. Por eso, la Guardia Civil investiga qué vehículo se salió de su carril y causó el choque y también si la colisión pudo verse agravada por la velocidad excesiva de alguno de los dos coches. Junto al lugar del accidente, cerca del acceso a La Aljorra y a la planta de Sabic, hay una señal que prohíbe circular a más de 70 kilómetros por hora.

Atrapada por el motor

Los bomberos de Cartagena, que acudieron a liberar a los heridos de los dos vehículos encontraron a Elsy muerta ya, atrapada por el motor del Renault Laguna que pilotaba. La cabina del coche, bastante antiguo, había cedido al golpe y estaba totalmente reventada, indicaron fuentes de los Bomberos.

Por eso, las tareas de rescate se centraron en sacar con vida a su acompañante, de iniciales R. C. A., y 39 años de edad. La labor no fue sencilla, dado que también tenía parte de su cuerpo aprisionado por los restos de la cabina. Tras conseguirlo, este hombre fue trasladado al Hospital Santa Lucía en una ambulancia, con heridas profundas y graves politraumatismos.

Los dos ocupantes del otro vehículo implicado, un Volkswagen Passat, pudieron ser liberados con algo más de facilidad, dado que el habitáculo no les aprisionó ninguna parte del cuerpo y solo hubo que forzar las puertas para extraerles. El conductor es un hombre de 67 años, cuya identidad responde a las iniciales T. M. Z. También fue trasladado al Santa Lucía con politraumatismos que le afectaron especialmente al pecho. Según fuentes de la Guardia Civil, la ocupante del asiento del copiloto es su hija, I. M. Z., de 39 años y que fue evacuada al mismo hospital con politraumatismos y fuertes dolores en la parte baja de l a columna.

Las tareas de rescate y traslado obligaron a la Guardia Civil y a la Policía Local, desplazadas al lugar, a cortar durante casi una hora el tráfico rodado, informaron fuentes de la benemérita. A partir de las siete y media de la tarde, el tráfico quedó restablecido. En las horas siguientes, solamente los fragmentos de carrocería de los dos coches, desperdigados por la cuneta, daban testimonio del grave suceso que había tenido lugar.

Fotos

Vídeos