Movilización masiva por si tiembla la tierra

Un simulacro llevado a cabo en 2011 en el aeropuerto de San Javier/Antonio Gil / AGM
Un simulacro llevado a cabo en 2011 en el aeropuerto de San Javier / Antonio Gil / AGM

Tres mil efectivos de Emergencias, la mitad soldados de la UME, participarán en abril en la ciudad en un gran simulacro de terremoto

LA VERDADCARTAGENA

El municipio de Cartagena será la última semana de abril uno de los escenarios principales de la Región que albergará el simulacro «más importante» que se realizará este año en España, que pretende coordinar la actuación ante un gran terremoto por parte de los servicios de emergencias regionales y de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias de la Comunidad, José Ramón Carrasco, informó de que el objetivo de esta actuación, denominada 'Murcia 2018' y cuyos detalles analizaron en una reunión conjunta celebrada ayer en Cartagena junto al teniente coronel jefe del III Batallón de la UME, Javier Moreno, es «no dejar nada a la improvisación» ante un posible gran seísmo en la Región.

En total, 3.000 personas, entre efectivos civiles y militares, participarán en este ejercicio combinado que simulará dos grandes terremotos, uno de ellos en la ciudad, que provocarán graves daños y víctimas. En concreto será escenario de un gran terremoto de magnitud 5,7 grados en la escala de Richter .

En esta práctica participarán los distintos grupos de acción contemplados en los planes de Protección Civil, como intervención, logístico, sanitario, orden público, acción social, restablecimiento de servicios esenciales, evaluación de daños y seguridad química, con los máximos responsables de los servicios de emergencias municipales para concretar su participación.

Esto provocará la activación del Plan de Protección Civil ante Riesgo Sísmico en la Región de Murcia (Sisimimur) hasta su situación 3, que es una emergencia de interés nacional, y la intervención de hasta 3.000 personas, de las cuales la mitad serán de la UME y el resto de los departamentos de la Comunidad, Delegación del Gobierno, ayuntamientos afectados y limítrofes, Cruz Roja y empresas. «Cartagena es un municipio donde confluyen riesgos naturales y tecnológicos y conviene estar preparados para las grandes emergencias que pudieran ocurrir», recordó Carrasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos