Cada milla suma contra el cáncer

Mónica, Caterina, Elena y Natalia, ayer en el Muelle. /Antonio Gil / AGM
Mónica, Caterina, Elena y Natalia, ayer en el Muelle. / Antonio Gil / AGM

Cinco mujeres que han superado tumores de mama cruzan en velero el Atlántico para dar visibilidad y recaudar dinero para la ciencia

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Natalia Enseñat, Mónica García, Elena Piña y Caterina Massutí tienen algo en común: son supervivientes de cáncer de mama, viajan en un velero y van a cruzar el Atlántico para dar visibilidad a la enfermedad y recaudar fondos para la investigación. Las cuatro mujeres (junto con Belén Camps, que se incorporará en Lanzarote) tienen previsto llegar hasta la isla caribeña de Martinica en cinco semanas, y anoche hicieron escala en el Muelle de Alfonso XII, junto al Club de Regatas, desde donde partirán esta mañana hacia Benalmádena.

La travesía consta de 4.000 millas náuticas (7.400 kilómetros), cada una de las cuales se puede comprar de forma solidaria, al precio de 10 euros, a través de una plataforma de financiación colectiva (crowdfunding). «Salimos la semana pasada de Mallorca y, de momento, hemos recaudado 33.000 euros. Una vez sufragados los costes de la travesía (25.000 euros), el resto irá destinado a la Fundación Cris Contra el Cáncer, en Madrid, donde un oncólogo podrá seguir investigando para curar a más personas», explicó a 'La Verdad' Enseñat, impulsora del proyecto Ocean Dream.

«La iniciativa surge con el único objetivo de ayudar. Cuanto más se investigue sobre la enfermedad, a menos personas se llevará por delante. Lo que más nos ha sorprendido es la repercusión que estamos teniendo en las redes sociales. Hay personas anónimas que nos han animado, y que incluso han contribuido comprando una milla. Es realmente emocionante que la gente esté volcada, eso nos motiva porque sabemos lo que es pasar por esto», añadió Enseñat.

La travesía durará 35 días, hasta Martinica, y ya han recaudado 33.000 euros

El proyecto Ocean Dream lo impulsó Enseñat, a raíz de su enfermedad, el año pasado. Le diagnosticaron el cáncer y fue operada de «urgencia» por una mastectomía radical, que le dejó sin pecho. «Lo superé a principios de este año y la familia, que conoce mi devoción por el mar, me dio la idea de impulsar el proyecto. Se lo comenté a un amigo y lo empezamos a mover por las redes sociales, y más de 30 mujeres estaban dispuestas a embarcarse. Al final escogimos a cuatro, por falta de espacio en el barco y porque, además, habían superado la enfermedad y no podían dejar a un lado el trabajo», explicó la fundadora del proyecto. El viaje en el 'Sargantal' tiene dos partes: desde Palma hasta Lanzarote, y otra parada en Cabo Verde, antes de llegar al Caribe.

Fotos

Vídeos