Malestar entre los vecinos de La Aljorra por el cierre de la piscina desde diciembre

R. SERRANOCartagena

A medida que pasan los días, crece el malestar y el pesimismo de los vecinos de La Aljorra. La piscina municipal de la localidad lleva ya tres meses cerrada al público y hay quienes piensan que este año no la verán abierta. El problema es el de siempre: una parte de la cubierta, de lona, se inunda hasta hacer un agujero cada vez que llueve. El equipo de Gobierno anunció recientemente un nuevo retraso en el inicio de las obras: no empezarán al menos hasta que alcancen un acuerdo con la oposición y se aprueben los Presupuestos de 2018, aún sin una fecha clara.

Los aljorreños tienen cada vez más motivos para perder la esperanza. «Nos han hecho tantas promesas que ya no nos creemos nada. La realidad es que los niños y los ancianos se tienen que ir a la de Pozo Estrecho, quien tenga posibilidades de desplazarse allí a diario», comenta a 'La Verdad' Rafael Parra, uno de los usuarios de la instalación.

Este vecino se refiere, entre otros anuncios, al que realizó el entonces edil de Deportes, Ricardo Segado (MC), en septiembre de 2017, cuando afirmó que se iba a poner en marcha un proyecto para sustituir el techo entero, por 145.000 euros. Según explicó Segado, la piscina iba a quedar «en perfectas condiciones», y la obra sería adjudicada en breve. La formación cartagenerista emitió el pasado viernes un comunicado pidiendo celeridad al PSOE. «Dejamos finalizado el proyecto» antes de la ruptura del pacto de gobierno, en enero, indicó la edil Isabel García.

No obstante, desde aquella noticia no hubo avances, hasta que el 11 de diciembre se volvió a romper una parte de la cubierta. Desde entonces está cerrada. «Lo lógico sería 'parchear' esa zona momentáneamente, para no tener la instalación cerrada tanto tiempo. Mis hijos no pueden ir a la piscina y mi suegra, que tiene dolores de espalda, tampoco», criticó Juan Zapata, otro vecino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos