López denuncia que un policía local le amenazó con «pegarle un tiro» por motivos laborales

José López, a la salida de los juzgados el pasado mes de julio. / J.M. Rodríguez / AGM
José López, a la salida de los juzgados el pasado mes de julio. / J.M. Rodríguez / AGM

El vicealcalde afirma que el agente, investigado por presuntas anomalías, le abordó en un acto en El Algar y le acusó de querer «buscarle la ruina»

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El vicealcalde de Cartagena, José López, ha sido citado para acudir hoy al Palacio de Justicia como denunciante de unas presuntas amenazas de agresión física vertidas contra él por un policía local. José López manifestó el sábado ante la Guardia Civil que ese día un agente local, cuyas iniciales son P. A. C. S., le amenazó durante un acto público en El Algar con «pegarle un tiro», si le «buscaba la ruina» en un conflicto laboral. Se trata de un funcionario investigado por el presunto cobro de mordidas (comisiones ilegales) y otras supuestas irregularidades en la unidad de medio ambiente de la Policía Local, a la que ya no pertenece, en los años 2014 y 2015.

El funcionario, que se verá las caras con López en un juicio rápido, ha negado los hechos y ha asegurado que fue el edil quien le faltó al respeto y le provocó, y que no le arrestó por evitar un escándalo.

Según acreditaron ayer a 'La Verdad' fuentes municipales, el vicealcalde se personó el sábado por la noche en el cuartel de la Benemérita en Cartagena. Allí manifestó haber sido víctima, entre las siete y las ocho de la tarde de ese mismo día, de amenazas verbales por parte de un agente en El Algar.

El municipal asegura que solo pidió a López que dejara de acusarle de irregularidades, y que el edil reaccionó insultándole

Según el vicelcalde, junto a la línea de salida de la carrera 'Subida a la Fuente del Sapo', en la Avenida Filipinas, un policía local uniformado le pidió hacer un aparte para hablar a solas. López accedió y, según su denuncia, el agente le preguntó si se había propuesto «buscarle la ruina» y le advirtió supuestamente de que, si acababa teniendo problemas laborales por su culpa, iba a «pegarle un tiro». Veinte minutos después, dijo el vicealcalde, el funcionario habría vuelto a amenazarle y amagó con detenerlo.

Según las mismas fuentes, López añadió en el cuartel que, tal y como manifestó al propio policía en El Algar, él nunca ha hecho nada para perjudicarle. Por último, aseguró sentirse intimidado y obligado a poner el asunto en manos de la autoridad policial. Las fuentes consultadas recordaron que el agente está siendo investigado por un presunto delito de allanamiento de morada, en diciembre de 2014 y enero de 2015, a unas viviendas rurales de un empresario de Tallante cercano al exalcalde. El empresario manifestó ante el juez que el polícia le pidió una 'mordida'.

Al igual que el concejal, el policía declinó hacer declaraciones a este periódico. Fuentes municipales indicaron que el agente fue citado por la Guardia Civil para que acudiera ayer por la tarde a recoger una citación judicial, en calidad de denunciado. El domingo, a través de una comunicación interna, dio una versión opuesta a la de la segunda autoridad municipal.

Juicio rápido, hoy

Según fuentes de su entorno, relató que López accedió a tener una conversación a solas. En ella, el agente preguntó al edil si pensaba rectificar la aparente acusación que le hizo, en presencia de otros policías, de participar junto a un familiar en el cobro de comisiones a empresarios y ciudadanos para no denunciarles, cuando estaba en la unidad de medio ambiente.

El policía, según esta versión, defendió su honestidad, comparándola con la de López en el 'caso Penínsular', donde está imputado por la compra por parte del Ayuntamiento de una antigua pensión entre cuyos dueños había un candidato de su partido, MC. En ese momento, López habría reaccionado de forma airada, llamándole «psicópata» y diciéndole: «¡Venga, pégame dos tiros!». Veinte minutos después, añadió el agente, el vicealcalde le retó a detenerle.

El jefe de servicio, un sargento, fue alertado del incidente y se personó en la zona. Convenció al agente (en cuyo expediente hasta ahora solo hay felicitaciones) para hablar por teléfono con López y aclarar lo ocurrido, pero este rechazó entrar a dialogar y se fue al cuartel. El juez decidirá sobre la denuncia y la Policía abrirá su propia investigación.

Fotos

Vídeos