«Se lo llevaron todo; es una ruina»

Sonia Vázquez, en la ventana por la que entraron a robar a su negocio.
Sonia Vázquez, en la ventana por la que entraron a robar a su negocio. / Antonio Gil / AGM

Vecinos de Pozo Estrecho y La Aljorra vuelven a sufrir robos y exigen más patrullas

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Antonia García estaba celebrando su 63 cumpleaños en el jardín de su casa. Eran las diez y media de la noche y decidió ir con su marido a las fiestas populares de Los Gallos, un caserío de Miranda. A la una y media de la madrugada, de regreso, la puerta del garaje estaba abierta. «Los ladrones entraron por el patio, rompieron la ventana del cuarto de baño y se llevaron dos televisores, un robot de cocina, dinero en efectivo, herramientas y las joyas que me regaló mi madre. Me han dejado en la ruina, es un desastre», recuerda esta vecina de Pozo Estrecho.

Los residentes de esta diputación ya han denunciado «varias veces las oleadas de robos y actos vandálicos», aunque se siguen sucediendo. «Tenemos constancia de que en las últimas semanas robaron en otra casa, y también el bolso a una anciana, a plena luz del día. Estamos cansados de pedir al Ayuntamiento y a la Delegación del Gobierno que aumenten los efectivos» de Policía Local y Guardia Civil», denunció ayer la presidenta vecinal, Sonia Montoya. «Este problema no es de ahora. Va a ser muy difícil que esto cambie. Ahora también hay okupas en Los Carriones y Casas Nuevas», aseguró.

Al igual que El Algar y Cabo de Palos, Pozo Estrecho también tiene un cuartel de la Policía Local, con 16 agentes, según el plan estratégico municipal. Los funcionarios «abarcan un ratio muy grande», según Montoya, entre El Albujón, Miranda, la Aljorra y Pozo Estrecho. «Falta personal y lo único que nos dicen es que hacen todo lo que pueden», dijo.

No corren la misma 'suerte' los vecinos de La Aljorra, que llevan «una década» exigiendo unas dependencias policiales similares a las de Pozo Estrecho. En el pueblo, los asaltos con violencia en viviendas, bares y coches llevaron a los aljorreños a constituir, el año pasado, 'No más robos', una plataforma ciudadana que organizó patrullas nocturnas por las calles y que reunió a 300 residentes en una manifestación, para exigir soluciones.

Manifestación, el día 13

Un portavoz de la asociación de vecinos aseguró que el próximo 13 de septiembre, a las ocho y media de la tarde, volverán a concentrarse a las puertas del local social, en la calle Gaspar de Portola. El lema de la protesta será 'Queremos seguridad'. Si esta «no surge efecto, volveremos a salir a patrullar las calles de madrugada».

Esta semana, la última aljorreña afectada por el vandalismo ha sido Sonia Vázquez, dueña de una peluquería en la calle Miguel de Cervantes. «Los ladrones rompieron el local a pedradas, se llevaron el dinero de la caja y la agenda de teléfonos, con los contactos de todas mis clientas», relató. En los últimos días, otra vecina, de nacionalidad rumana, se encontró con el cristal del coche roto, y también se llevaron una barbacoa que llevaba en el maletero.

Más

Fotos

Vídeos