Levantarán calles del barrio universitario para solucionar problemas de hundimiento

Los «vicios ocultos» encarecen la urbanización en 187.000 euros y los restos romanos elevan en 60.000 el coste de una plaza en el Monte Sacro

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

La mayoría de las calles y plazas del barrio universitario serán levantadas y sufrirán cortes temporales de tráfico, durante los próximos seis meses, debido a la necesidad de terminar las obras de urbanización realizadas hace unos años por la adjudicataria del proyecto para recuperar la zona, Residencial Puerta Nueva.

La Sociedad Municipal Casco Antiguo, que ejecutó un aval para licitar las obras de acabado de los viales, al entrar Puerta Nueva en concurso de acreedores, contrató los trabajos por solo 251.000 euros a la compañía Continental Obras y Servicios SL . Sin embargo, como adelantó hace unos días 'La Verdad', las obras se encarecerán en 187.000 euros, porque los técnicos han encontrado «vicios ocultos», que generan hundimientos y contribuyen a generar humedades en viviendas, garajes y locales.

El Consejo de Administración de Casco Antiguo aprobó ayer, solo con la oposición de Cartagena Sí Se Puede (Podemos), la propuesta de modificación del presupuesto, debido al elevado número de «deficiencias y defectos en la construcción». En concreto, el gerente de la mercantil, Antonio García, explicó que es necesario reparar el adoquín hundido y también un incremento de la solera.

Hasta ahora el Gobierno municipal había destacado, a través del grupo Movimiento Ciudadano, que se había logrado un ahorro en la licitación. Ayer, a través de un comunicado de MC, el portavoz de este grupo y presidente de Casco Antiguo, José López, puso el acento en que «la realización de estas actuaciones complementarias no supondrá gasto adicional alguno, gracias a la ejecución del aval de la urbanización».

El Consejo también autorizó un sobrecoste de 60.000 euros en la construcción de una plaza en el Monte Sacro, junto a la calle Sor Francisca Armendáriz, gracias a una subvención autonómica. El proyecto fue adjudicado a la empresa Jumabeda en 351.331 euros, algo más de la mitad del importe de licitación, pero ha surgido la obligación de proteger restos arqueológicos, entre ellos una pileta y suelo romanos.

Restaurarán un molino

El gerente de Casco Antiguo, Antonio García, destacó que en las próximas semanas saldrá a contratación, en principio por una cifra cercana a los 100.000 euros, la restauración de un molino de viento situado también en el Monte Sacro. Entre otras cosas, le pondrán ocho velas, para «recuperar un molino típico del Campo de Cartagena en pleno casco histórico de la ciudad».

Asimismo, el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Infraestructuras, prevé iniciar en noviembre las obras de remodelación en la parte baja del barrio. Invertirá 300.000 euros en las calles Beatas, Villalba Corta, San Cristóbal Corta, Ciprés, Don Roque y Plaza de Roldán.

Más

Fotos

Vídeos