La joven fallecida tras ser arrollada por el tren era de Cartagena y tenía 19 años

Un tren pasa mientras los funcionarios judiciales, ayudados por los bomberos, levantan el cadáver de la muchacha./Antonio Gil / AGM
Un tren pasa mientras los funcionarios judiciales, ayudados por los bomberos, levantan el cadáver de la muchacha. / Antonio Gil / AGM

Se confirma que la muerte de la joven fue un accidente debido probablemente a una imprudencia

GREGORIO MÁRMOLCartagena

Una imprudencia es la principal hipótesis que barajan en la Guardia Civil como causa del accidente ferroviario que costó la vida ayer a una joven de 19 años y causó heridas graves a su acompañante. Ambos jóvenes eran naturales de Cartagena. Ocurrió en Las Tejeras, a las seis y media de la tarde.

A esa hora, el teléfono de emergencias 112 recibió varias llamadas de clientes del circuito Fórmula Karts, de la carretera de La Palma, alertando de que el tren Altaria que acababa de salir de Cartagena hacia Madrid había arrollado a dos personas frente a la terraza del establecimiento.

Las víctimas salieron despedidas. El cuerpo de la chica, Noelia R. M., de 19 años, quedó inerte en una zona de matorrales, cerca de los raíles. El muchacho, del que se supo que tiene 25 años, cayó por un terraplén de unos tres metros de desnivel, ya que el lugar donde ocurrió el accidente está elevado por la proximidad del puente sobre la carretera de La Palma. Además, el trazado está vallado.

Tras llamar a Emergencias, los clientes del circuito -que en esos momentos acogía una fiesta infantil de cumpleaños- salieron hacia la trinchera ferroviaria y rompieron la valla de seguridad para socorrer al joven herido, que sufría traumatismo craneal. También comprobaron que la chica yacía muerta más arriba. Unos metros más adelante, el tren detuvo su marcha hasta que la autoridad judicial permitió reanudar el viaje, una hora más tarde.

El hombre, operado

La presencia de los jóvenes en las vías era anoche una incógnita por descifrar. Algunos de los clientes de la terraza del circuito los vieron caminando en la penumbra, en dirección Cartagena. No era la primera vez que alguien las invade. Los propietarios y empleados del establecimiento habían llamado en otras ocasiones al 112 alertando de la presencia de vagabundos en la zona de seguridad. Pero este no era el caso. «El aspecto de los chavales era muy normal», aclaró un testigo.

Para el esclarecimiento del suceso será esencial el testimonio del joven, que anoche fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Santa Lucía, según informó una portavoz sanitaria.

Hacia las nueve de la noche tuvo lugar el levantamiento del cadáver de la mujer. Después, la Guardia Civil reabrió el camino rural por el que se accede al circuito de karts. Dentro esperaban para marcharse los asistentes al cumpleaños, pendientes de mantener a un numeroso grupo de niños alejados del trajín de policías, bomberos, empleados funerarios y operarios de Renfe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos