La jefa municipal de Patrimonio recibió un aviso y no denunció

La coordinadora de Patrimonio, Mari Carmen Berrocal, y un arqueólogo municipal han declarado ya como testigos en este rocambolesco caso. El funcionario denunció a la Guardia Civil que Javier Lorente tenía información sobre la lápida. Berrocal declinó hacer declaraciones a este diario. En su entorno aseguraron que ella y Lorente intercambiaron mensajes y hablaron en persona dos veces. Añadieron que Berrocal alega que, antes de ir a la Benemérita, ordenó averiguar la ubicación y habló con un abogado, que le recomendó no denunciar, al no tener «información concisa» sino una «comunicación más de las muchas» que recibe.

Fotos

Vídeos