Ingenieros con ritmo en el cuerpo

Dos cocineros de la empresas El Tirol reparten platos de paella a los estudiantes, en la explanada del Campus de la Muralla./P. Sánchez / AGM
Dos cocineros de la empresas El Tirol reparten platos de paella a los estudiantes, en la explanada del Campus de la Muralla. / P. Sánchez / AGM

Más de 6.500 estudiantes de la UPCT celebran San José en el Campus de la Muralla. Industriales y 'Teleco' cierran una semana de actividades en honor a su patrón con una paella gigante, música electrónica e hinchables

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El Tirol puso la paella de pollo y costillejas; los pinchadiscos Álex Gettup, Weindstaff, Ángel Rex y Miguel Ángel VS, la música; y los estudiantes, la diversión. Miles de alumnos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) -6.500 calculó la organización- participaron ayer en el día grande de las fiestas de San José, organizadas por las escuelas de Industriales y Telecomunicación, y celebradas en la explanada del campus de la Muralla del Mar.

A las doce de la mañana comenzaron a llegar los primeros estudiantes, muchos de ellos ataviados con las camisetas azules conmemorativa del evento. Algunos también llevaban la pulsera cervecera, que les permitió gozar de barra libre hasta las dos de la tarde.

Entre ellos estaba Paco Mercader con su hermana Adelina y su amiga Sandra Segura. «He venido porque el ambiente es muy bien. Estoy terminando Industriales y no he querido perderme esta fiesta, donde, además de pasarlo bien, conoces a mucha gente», dijo.

Precisamente, a esa hora, el aparcamiento del campus ya se encontraba repleto de alumnos preparados con bolsas de comida y garrafas llenas de bebida, dispuestos a disfrutar del ambiente. El vino tinto, la cerveza y la sangría fueron los reyes de la fiesta. Otros prefirieron comprar las viandas, como los bocatas de salchichas o de lomo que hacían las trabajadoras de un puesto ubicado en el recinto. «Hay que coger fuerzas, porque la celebración se alargará toda la tarde», aseguró otro de los estudiantes, este de 'Teleco', Javier Sánchez.

Juegos y música

Pero la gran protagonista de la jornada fue la paella gigante que se cocinó a la entrada del aparcamiento. Cientos de alumnos guardaron largas colas para conseguir un plato de arroz cocinado por los maestros arroceros de la empresa totanera El Tirol.

Los asistentes regaron este plato con cerveza y refrescos servidos en las barras instaladas por la comisión organizadora. Un toro mecánico y un hinchable de lucha de gladiadores animó la jornada, que se alargó hasta pasadas las siete de la tarde, cuando la noche ya llamaba a la puerta. La música electrónica de los pinchadiscos fue la responsable de que decenas de estudiantes pasaran un día inolvidable.

Pero la fiesta no acabó a esa hora, ya que los alumnos continuaron por la noche en bares de la ciudad, en la llamada 'postpaellas', hasta altas horas de la madrugada. Las actividades de las celebración de San José acabaron así tras una semana completa de eventos deportivos, culturales y gatronómicos.

Temas

Upct

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos