Hostecar pide al Ayuntamiento que convoque ya el concurso de las sillas de Semana Santa para poder pujar

Juan José López./ A. Gil / AGM
Juan José López. / A. Gil / AGM

Los hosteleros calculan que tendrán que realizar un desembolso cercano a los 150.000 euros el primer año, pero creen que sería viable

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Cartagena (Hostecar) ya da los primeros pasos para conseguir la gestión de las sillas de Semana Santa. A la vez que redacta un estudio para analizar la viabilidad de ofrecer el servicio, la patronal hostelera ha comenzado una campaña para recabar apoyos de los colectivos sociales del municipio, para pedir al Ayuntamiento que convoque antes del verano el concurso público. El objetivo es optar con todas las garantías y tener el tiempo suficiente para «dar un servicio acorde con nuestros desfiles pasionales», explicó el presidente de Hostecar, Juan José López.

Miembros de la directiva mantuvieron anteayer una reunión con uno de los socios del estudio malagueño de arquitectura DZstudio, Francisco Cobos. El economista redactó en 2015 un informe de viabilidad sobre la gestión de los asientos de las procesiones cartageneras, cuyas conclusiones fueron presentadas el año pasado al Ayuntamiento, entonces liderado por José López, y a la Junta de Cofradías.

Este informe revela que en la ciudad, a lo largo de los diez días de cortejos pasionales, alrededor de 50.000 personas alquilan sillas por un precio que oscila entre los 4 y los 7 euros, dependiendo de las calles y de la fila elegida. Los ingresos potenciales que la empresa consigue super los 280.000 euros, aproximadamente.

Solicitarán apoyo a la COEC y al Centro Comercial Abierto para conseguir la concesión

«Tomaremos como base este estudio, para tomar una decisión. El único escollo que vemos es el económico. Lo que queremos es acabar con el conflicto al que nos enfrentamos cada año con la empresa gestora, que nos coloca los asientos frente a nuestras terrazas, y lograr que los importantes beneficios que resultan se queden en el municipio», contó López.

Fuerte inversión

Hostecar calcula que para ofrecer el servicio es necesario realizar el primer año una fuerte inversión, que rondaría los 150.000 euros. Creen que habría que comprar alrededor de 5.000 sillas, cuyo coste estaría por los 75.000 euros, aproximadamente, dependiendo el tipo de silla y el material del que estén fabricadas. A ello habría que sumar otra cantidad similar por ganar el concurso, una cifra que el Ayuntamiento destina directamente a las cofradías.

Lo que quieren evitar es lo ocurrido el año pasado. Entonces, el Consistorio convocó el concurso tres semanas antes de los desfiles, pero la empresa que lo ganó anunció su retirada cuando apenas quedaban unos días para el comienzo de las procesiones. Eso obligó al Ayuntamiento a buscar otra empresa, Sillas Gil. Pero ésta puso como condición una rebaja en el precio de la concesión de 30.000 euros.

«Es necesario que salga el concurso cuanto antes. De ganarlo, tendríamos tiempo suficiente para hacer las cosas como queremos», indicó el presidente de Hostecar. Su intención es mejorar sustancialmente el servicio mediante la venta anticipada de tiques a través de una aplicación móvil; la creación de bonos familiares, con descuentos para quienes hagan reservas para ver todas las procesiones; y la instalación de sillas más cómodas.

Para cuatro años

De momento, la directiva de la patronal ya tiene el beneplácito de la Junta de Cofradías, pero quiere tener el apoyo de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC), del Centro Comercial Abierto y de otros sectores sociales del municipio, «porque si nos lo quedamos nosotros, al final ganaremos todos», añadió López.

La asociación, que representa a casi 600 hosteleros del municipio y de la comarca, pedirá al Ayuntamiento la gestión durante, al menos, cuatro años, prorrogables durante otros cuatro, ya que el primer año necesitará hacer una notable inversión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos