El hermano mayor de los marrajos dimite y se inicia el proceso de sucesión

Domingo Bastida a la llegada a su última junta. /Pablo Sánchez / AGM
Domingo Bastida a la llegada a su última junta. / Pablo Sánchez / AGM

Domingo Bastida preside su última Junta de Mesa y hoy comunica al obispo su renuncia «por motivos personales», un año antes de acabar su mandato

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

Con el «agradecimiento» a todas las personas que le han permitido ser hermano mayor de los marrajos, Domingo Andrés Bastida Martínez cerró anoche un periodo de siete años al frente de la Real e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Hoy tiene previsto enviar al Obispado de Cartagena una carta con su anunciada renuncia a cumplir el año que le queda de su segundo mandato «por razones personales».

Bastida presidió anoche su última Junta de Mesa con presencia de sus directivos, de comisarios generales, consiliarios y presidentes de agrupaciones. Durante el fin de semana, también celebró una despedida con sus más estrechos colaboradores. En una carta pública dirigida a los hermanos de la cofradía, el hermano mayor aseguró que todas sus decisiones iban dirigidas a «engrandecer y mejorar nuestra cofradía, enriquecerla en valores como la fraternidad, la caridad y la formación, apostando por nuestros jóvenes, que son ya parte de la realidad del presente y garantía de continuidad en el futuro». Y aunque reconoció errores, aseguró haber tenido un equipo directivo que es ejemplo de «lealtad, entrega, dedicación, ilusión y ganas de trabajar por y para su cofradía».

Fuentes de la directiva de Bastida explicaron a 'La Verdad' que la aceptación de la dimisión por parte del obispo José Manuel Lorca Planes será un trámite, «porque él ya está informado». Sin embargo, no saben si el titular de la Diócesis ordenará ahora al presidente de la Junta Electoral abrir el proceso para elegir sucesor o lo aplazará hasta septiembre, con motivo del periodo estival. No obstante, recordaron que los plazos que marcan los nuevos estatutos pueden resolver la situación en dos semanas, incluyendo los siete días que hay que esperar al menos desde la renuncia de Bastida para reunir a la Junta de Mesa y elegir candidatos. Es decir, que podría haber nuevo hermano mayor antes de 15 de julio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos