Dos muertos en un tiroteo en Las Seiscientas de Cartagena

Los dos fallecidos, en la zona del tiroteo. / J. M. Rodríguez / AGM

Los fallecidos y dos heridos graves recibieron varios disparos, desde la ventana de una vivienda de la plaza Derechos Humanos

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

Dos cuerpos cosidos a balazos, tendidos en la acera y un reguero de sangre. Es la brutal escena que contemplaban decenas de vecinos de Las Seiscientas, en Cartagena, tras el tiroteo que se ha cobrado la vida de dos personas y ha dejado a otras dos heridas de gravedad.

Según fuentes de Emergencias, el 112 recibió un aviso a las 15.50 horas tras haberse escuchado en la zona varios disparos, lo que obligó a desplazarse hasta la zona a varias dotaciones de Policía Nacional y Policía Local. Los dos fallecidos recibieron impactos de bala que se dispararon desde una de las viviendas de la citada plaza, en un edificio próximo al centro de salud conocido como El Parchís, según informaron fuentes policiales. Otras dos personas, un varón de 38 años y una mujer de 47, presentan heridas de bala en el costado y en el pecho, respectivamente. Ambos han sido trasladados hasta el hospital Santa Lucía de Cartagena.

Los tres sospechosos del doble crimen, que en la noche del miércoles se encontraban en paradero desconocido.
Los tres sospechosos del doble crimen, que en la noche del miércoles se encontraban en paradero desconocido. / LV

Fuentes policiales han asegurado que por el momento no hay detenidos, pero se busca a tres presuntos autores de los hechos que se encuentran huidos. Una de las víctimas tenía un disparo en la cara y el otro en los riñones. En relación a los heridos graves, uno presentaba heridas a la altura del cuello y la mujer tenía esquirlas en el pecho. Según las fuentes consultadas por 'La Verdad, los sospechosos pertenecen a un clan de etnia gitana conocido como 'Los Gasolinas', que han estado en el punto de mira de la Policía Nacional por asuntos relacionados con el tráfico de drogas. De hecho, la zona en la que han ocurrido los hechos es una de las que destaca en Cartagena por las redadas relacionadas con la venta de estupefacientes.

Varias dotaciones de Policía Nacional y Local se encuentran en la zona, pertrechados con chalecos antibalas y armas largas para evitar posibles incidentes. El juez de guardia y el médico forense han levantado a media tarde los cadáveres, retirados en un furgón de un tanatorio local. Los agentes ya están realizando las primeras pesquisas y recogida de pruebas en la zona del homicidio. Los dos cadáveres quedaron tendidos junto a un vehículo con el maletero abierto. Al parecer, tanto los heridos como los fallecidos proceden de Alicante.

Posteriormente, la Policía accedió al edificio para ver la trayectoria de los disparos. Se trata de un bloque de viviendas sociales de tres alturas. Los agentes investigan si lo ocurrido tiene relación con un problema con una hija del matrimonio que reside en la vivienda y si en el interior de esta había menores de edad durante el tiroteo.

Las detonaciones alarmaron a los vecinos de la barriada y los pacientes que se encontraban en ese momento en el centro de salud. Pese al mutismo del barrio, ya que se sospecha que los presuntos autores de los disparos son vecinos de la zona, todos coinciden en que se escucharon varios disparos y que vieron gente salir corriendo.

En prevención de posibles represalias por parte del entorno de las víctimas, la Polícia ha mantenido el despliegue de varias unidades con arma larga.

Fotos

Vídeos