El hallazgo de nuevos restos de la ciudad romana ralentizan la obra del Monte Sacro

Un motorista circula ante el vallado de la obra, en la que se llevan a cabo las excavaciones arqueológicas y sin ningún obrero. / Antonio Gil / AGM

La Comunidad espera el resultado de la excavación de un depósito de agua para que el Ayuntamiento pueda conservarlo junto a la plaza proyectada

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Hace un mes que la obra de construcción de una plaza ajardinada en la parte alta del Monte Sacro se ha convertido en una zona de excavaciones arqueológicas. La empresa constructora, Jumabeda, no podrá empezar la remodelación hasta que el arqueólogo al que ha contratado informe y la coordinadora municipal de Patrimonio, María del Carmen Berrocal, haga una propuesta de integración de los restos arqueológicos que han aparecido allí y obtenga el visto bueno de la Consejería de Cultura. Se trata de una pileta o cisterna de origen romano, situada en un lugar en el que hace dos mil años había una importante zona residencial de Carthagonova.

La Administración regional recibió una comunicación verbal de la aparición de la cisterna, a principios de septiembre. El proyecto de la plaza podrá seguir adelante, según la Comunidad, «dado que abarca una cota a un nivel inferior que la cisterna. Pero los directores de la obra y Berrocal indicaron que estudiarían una propuesta con las modificaciones necesarias para integrar los restos. Se les recordó que tales modificaciones deben ser presentadas a ante la Dirección General de Bienes Culturales para su autorización», según indicó un portavoz de ese departamento. Sin embargo, «hasta la fecha no tenemos constancia de que se haya presentado ninguna modificación ni tampoco ninguna memoria arqueológica», añadió. La toma de datos sobre la pileta y las posibilidades de conservarla durará «semanas», según las fuentes consultadas.

La plaza es el primer intento de acondicionar un espacio publico para dar vida a la extensión de solares que ocupaba el viejo barrio del Monte Sacro. El Ayuntamiento expropió decenas de edificios, a través de la Sociedad Municipal Casco Antiguo. Los demolió y se preparó para vender el lote al mejor postor para que lo urbanizara y construyera allí una nueva zona residencial. No llegó ni a intentarlo, por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. En 2016, la empresa pública diseñó en la parte superior una plaza con dos ambientes, aprovechando el aterrazamiento natural del cerro, separados por una gran fuente con cascada. El espacio que ha quedado acotado por vallas está entre las calles Sor Francisca Armendáriz, Gloria, San Cristóbal la Larga y Villalba. El plan es reurbanizarlas y convertir la última en la vía principal por la que el tráfico atraviese toda la ladera.

Además, hay que quitar un transformador eléctrico y desmantelar unas tuberías de agua

El plazo de obra se agota

La construcción fue contratada en 351.331 euros (poco más de la mitad del presupuesto de licitación), con un periodo de ejecución de seis meses. Estaba previsto que comenzara en el junio y estuvieran listas a final de año. Transcurridos cuatro meses, el solar parece un terrario.

En Casco Antiguo esperan que les lleguen las indicaciones para poder modificar el proyecto. En la sociedad no acaban de cuajar los planes de inversión para este año. A la ralentización del de la plaza del Monte Sacro, se une la paralización de la reparación integral de la vía pública en el barrio universitario. En este caso, la obra se contrató por mucho menos dinero del necesario y posteriormente se descubrió que los problemas de hundimiento del adoquinado hacían necesarios 180.000 euros más. Estos son los dos únicos proyectos de inversión en infraestructuras de este año para justificar la actividad de la sociedad, que tampoco ha cumplido con su otra misión, sacarle rentabilidad a los solares que posee, realizando alguna venta.

Más

Fuentes municipales indicaron que la reforma del proyecto pasará, con toda probabilidad, por la integración de la pileta junto a la plaza pública, sin necesidad de cambiar el proyecto en lo fundamental. Sin embargo, eso podría suponer que el presupuesto se encarezca.

Casco Antiguo obtuvo un porcentaje del dinero para la obra gracias a la transferencia de fondos del programa europeo de Áreas de Regeneración y Rehabilitación Urbana (ARRU), pactado con la Comunidad Autónoma. En la lluvia de millones a disposición de los vecinos del casco antiguo para que rehabilitaran sus casas se incluyó una cantidad para reurbanizar alguna zona. El Ayuntamiento completó el presupuesto de la obra, que solo le permite hacer la plaza y las calles adyacentes pero no toda la urbanización de la ladera.

Además de integrar la pileta, hay obras adicionales como la eliminación de un transformador eléctrico de Iberdrola, que sigue allí intacto, y el desmantelamiento de unas canalizaciones de agua, que se está complicando más de la cuenta.

Hallan una urna bien conservada con restos óseos

Los campos de trabajo arqueológico de la terraza superior del Monte Sacro han proporcionado la primera pieza de cierto valor en el tiempo que llevan en funcionamiento, desde el pasado verano. Se tata de una jarra de medio metro de altura, que hacía las veces de una urna con huesos en su interior. Es de cerámica y está en buen estado de conservación. El recipiente será estudiado por especialistas en el Museo Municipal de Arqueología. También se dará aviso a la Consejería de Cultura, competente en temas de Patrimonio.

Fotos

Vídeos