Grupos de vecinos de Los Chaparros piden mejoras en los caseríos

Podemos solicitará en el próximo Pleno que se subsanen múltiples deficiencias, como los malos olores, la suciedad y la falta de seguridad

LA VERDADCARTAGENA

Solares abandonados, restos y maquinas de la construcción esparcidos, malos olores y falta de seguridad son algunas de las múltiples quejas de los vecinos de Los Chaparros, un caserío situado junto a la vía rápida de La Manga, frente al camping Villas Caravaning y Playa Honda. Los residentes están hartos de pedir al Ayuntamiento mejoras y que no les haga caso.

Culpan de parte de esas deficiencias a la estación depuradora de aguas residuales. Sus ruidos y olores y el agua que se vierte a los caminos les trae de cabeza, ya que ha dejado la mayoría de los accesos a la zona impracticables. Además, critican que hace meses que no ven a la Policía Local.

Para revertir esta situación el grupo municipal Cartagena Sí Se Puede (Podemos) se comprometió con ellos, en una reunión, a presentar en el próximo Pleno del Ayuntamiento una moción, para «dar a conocer las numerosas deficiencias y quejas detectadas en una visita al caserío», explicaron en un comunicado.

Los vecinos también criticaron, ante la concejal portavoz de Podemos, Pilar Marcos, la proliferación de maleza y especies invasoras, la eliminación de ejemplares de palmito y el riesgo permanente de incendio. Además, denunciaron que hay terrenos abandonados donde se hacen recambios ilegales de aceite y hasta dos antiguas hormigoneras en ruinas.

Otro vertido en La Algameca

Por otro lado, Podemos también ha puesto de manifiesto la existencia de un vertido de la red de saneamiento a través del emisario de la Algameca Chica. Este episodio, según la formación política, reproduce otros anteriores en días de lluvia o tormentas y, al igual que el del 1 julio, contenía aguas fecales y residuos sólidos. Podemos preguntó en el Pleno sobre estos hechos y la situación de la red de saneamiento y de la estación de bombeo de la Plaza de España, de donde creen que llega el vertido. El Ayuntamiento reconoció su mal estado. «Consideramos que es una irresponsabilidad consentir esto en verano, en una zona tradicional de baño», explicaron en una nota.

Fotos

Vídeos