Frente común del PP, MC y Cs contra los presupuestos y Castejón se acerca a Podemos

Reunión de los partidos de oposición, ayer en el Ayuntamiento./LV
Reunión de los partidos de oposición, ayer en el Ayuntamiento. / LV

La preparación del Pleno de aprobación de las cuentas, previsto para el 3 de mayo, evidencia la división entre los partidos

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

PP, MC y Ciudadanos se reunieron ayer por primera vez en el Palacio Consistorial para acordar un presupuesto alternativo al elaborado por el equipo de gobierno local, del PSOE. Su objetivo es hacer valer que entre los tres suman 18 de los 27 concejales del Ayuntamiento, una mayoría muy holgada, para forzar a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, a tener en cuenta sus postulados. Mientras tanto, Cartagena Sí Se Puede (Podemos) aceptó una invitación para explicarle a la regidora en qué términos estaría dispuesto a darle sus tres votos, insuficientes para sacar adelante las cuentas.

Tanto el PP como MC y Cs aprobaron en el último Pleno municipal, en marzo, una moción para crear una mesa de trabajo y redactar las cuentas de 2018 desde el principio, sin tener en cuenta el borrador socialista. El PSOE y Cartagena Sí Se Puede votaron en contra. La alcaldesa ha reiterado, desde entonces, que no aceptará un presupuesto alternativo, sino solo enmiendas parciales a su proyecto. La filial de Podemos se demarcó también de esa iniciativa y preparará proyectos de mejora por su cuenta.

Sin rencillas personales

En la reunión de ayer, los tres partidos, estuvieron representados por sus jefes de filas, Francisco Espejo (PP), José López (MC) y Manuel Padín (Cs). Todos aparcaron sus diferencias políticas y personales; decidieron obviar los enfrentamientos que han mantenido en los últimos dos años y medio, con insultos y descalificaciones reiteradas. Ayer prefirieron centrase en lo que comparten ahora: el rechazo a las cuentas de Castejón y la convicción de que es posible hacer unas nuevas mucho mejores. Por eso, quedaron en hacer un listado de iniciativas de inversión, que debatirán la semana que viene.

El análisis negativo sobre el borrador socialista es compartido por los tres grupos. A su juicio es electoralista y está claramente orientado a empezar ya la campaña de cara a los comicios municipales de 2019. «La alcaldesa ha elaborado unas cuentas que no están hechas para favorecer el desarrollo del municipio y sus habitantes, sino para intentar comprar voluntades», apuntó el comunicado conjunto de los tres partidos.

Asimismo, mantienen sus dudas sobre la legalidad de la tramitación llevada a cabo hasta ahora por Castejón. En el encuentro constataron que ninguno ha recibido información ni respuesta oficial al escrito conjunto registrado la semana pasada. En él solicitaron los informes técnicos en virtud de los cuales Castejón convocará un Pleno para el 3 de mayo sin tener aprobados antes los presupuestos de los organismos autónomos. A juicio de PP, MC y Cs, es imposible apoyar unas cuentas que suscitan esas dudas de legalidad.

«Parálisis e incapacidad»

Además, los tres partidos de oposición coincidieron ayer en que en el municipio existe un grave problema de parálisis e incapacidad y que hay que trabajar con generosidad para resolverlo. «Nos reuniremos tantas veces como sea necesario para conseguido», explicaron en un comunicado.

Ayer expiró el plazo dado por Castejón para que el interventor municipal, Jesús Ortuño, recibiera las sugerencias de los grupos municipales y confirmará cuales están bien formuladas y pueden convertirse en enmiendas. En vista de la falta de respuesta, la regidora llamó a Cartagena Sí Se Puede (Podemos), grupo con el que pretende iniciar una ronda de encuentros bilaterales con todos los partidos. En su calendario, el próximo viernes, 20 de abril, sigue marcado como día en el que la Junta de Gobierno Local aprobará el presupuesto. El 27 tendrá lugar una Comisión de Hacienda y el 3 de mayo, el Pleno.

Casco Antiguo sigue vivo gracias a un anticipo a cuenta

La Sociedad Municipal Casco Antiguo podrá pagar sus facturas y los sueldos de sus empleados hasta el verano gracia a un anticipo diseñado por el equipo de gobierno local, a cuenta del presupuesto de 2018, que no solo no está aprobado sino que tampoco tiene garantizado el respaldo para ello, en los próximos meses. La Junta de Gobierno Local dio el visto bueno hace una semana a esta fórmula inusual de financiación de la empresa pública, con el aval del interventor, Jesús Ortuño. Este técnico, que se incorporó hace apenas un mes y que antaño fue miembro de la Ejecutiva del PSOE en Murcia, se apoyó en un dictamen de la Tesorería. Este alude a razones de urgencia, dado que la sociedad municipal, que tiene iniciado un expediente de liquidación, se quedó sin liquidez a finales de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos