Fracasan dos intentos de puesta de tortuga boba en La Manga y Calblanque

Una tortuga boba tratando de anidar ayer en Calblanque.
Una tortuga boba tratando de anidar ayer en Calblanque. / CARM

Medio Ambiente se mantiene alerta en el litoral de la Región para proteger los posibles desoves

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La tortuga boba que arribó el lunes por la noche a una playa de La Manga no depositó finalmente sus huevos en la arena, informan la Comunidad Autónoma y la Asociación de Naturalistas del Sureste, que colaboró ayer con el personal de Medio Ambiente en la prospección de la zona, junto a la Gola de Marchamalo, donde fue fotografiado el intento de desove de este animal amenazado.

Tampoco hubo suerte en el caso de otro ejemplar de 'Caretta caretta' que fue localizado a primera hora de la mañana de ayer en Calblanque. La tortuga fue fotografiada en una playa del parque regional mientras se enterraba en la arena para anidar.

Dos intentos fallidos que se suman a otro del pasado sábado en Guardamar (Alicante). Cabe la posibilidad de que se trate de la misma tortuga boba, en un intento continuado de desovar en un lugar tranquilo, pero lo que sí es seguro, apuntan a 'La Verdad' varios expertos consultados, es que no serán los últimos casos que se registren este verano.

El aumento de la temperatura del mar debido al cambio climático está facilitando que esta especie vulnerable se disperse y acuda a criar a las playas del Mediterráneo, donde no siempre encuentra la tranquilidad que necesita.

Por eso la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Medio Ambiente) ha puesto en marcha el programa 'Caretta a la vista', una campaña de divulgación para que la sociedad sepa cómo actuar cuando se localice una tortuga marina en una playa. Un protocolo de actuación que comienza por llamar al 112 y no molestar al animal.

Fotos

Vídeos