Fondos regionales permitirán mejorar este año el asfalto y el alumbrado en 13 barrios

La Junta de Gobierno Local incluye en este plan el centro social de Llano del Beal y el campo de fútbol de Pozo Estrecho

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El concejal de Infraestructuras, Juan Pedro Torralba, llevó ayer a la Junta de Gobierno Local el Plan de Obras en Barrios, financiado con 969.000 euros de fondos regionales. El objetivo es contratar a la vez, antes del otoño, todas las actuaciones. A continuación, pretende iniciar este año las mejoras en el asfalto y el alumbrado en trece barrios y concluirlas el año que viene, sin que las elecciones municipales de mayo ni un eventual cambio en la alcaldía supongan un impedimento. Además, el equipo de gobierno incluye en el proyecto la reforma de unas instalaciones deportivas en Pozo Estrecho y la construcción del local social de Llano del Beal. Este último proyecto lleva pendiente dos años y ha entrado en el último momento en el plan.

El convenio para disponer de los 969.000 euros, en dos plazos, será firmado próximamente por la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras. Así, Cartagena se beneficiará, junto con Murcia, Lorca y Molina, de la recuperación del programa que desapareció en 2011. Con él, la Comunidad volverá a ayudar a los municipios de más de 50.000 habitantes al financiar obras que vertebren el territorio fuera de los cascos urbanos. No obstante, la cantidad prometida es mucho menor que los 3,5 millones anuales del plan original.

350.000
euros para Llano del Beal. Proyectado un local social de dos pisos para acoger a todos los colectivos sociales del pueblo.
250.000
euros para Pozo Estrecho Proyectado un campo de fútbol de césped artificial en el complejo deportivo.
200.000
euros para asfaltar calles El plan es actuar al menos en una docena de calles y plazas de cinco barrios.
200.000
euros para mejorar el alumbrado. El plan es cambiar farolas e instalar otras nuevas en una veintena de calles de ocho barrios.

El acuerdo fue negociado por la Comunidad y el Ayuntamiento en abril, antes de la aprobación del Presupuesto Municipal de 2018, hace una semana. Por entonces, la incertidumbre en la negociación de esas cuentas llevó a pensar que el Plan de Barrios iba a ser la única vía para invertir en obras nuevas este año.

La llegada de los fondos en junio y en diciembre está pendiente de la firma de un convenio

Con todo, este caudal inversor permitirá adelantar proyectos pendientes que no figuran en lo planificado con dinero municipal. La garantía de disponer del millón de euros estipulado en dos plazos, antes de verano y en diciembre, asegura poder contratar de una vez todas las actuaciones y ejecutarlas hasta 2019 al ritmo que más convenga. «Llegamos a ese acuerdo con la Comunidad, para actuar de una manera continuada», explicó Torralba.

Un local muy solicitado

Las dos únicas obras grandes son compromisos de inversión que habrían quedado sin hacer a final de legislatura si no llegan a entrar en este plan regional. En ambos casos los lugares elegidos son demarcaciones en las que el PSOE fue el partido más votado en las municipales de 2015. El local social de Llano del Beal cuenta con una partida de 300.000 euros. Ocupará el terreno en el que ahora está el antiguo consultorio médico, que ha sido sustituido por unas instalaciones nuevas, construidas al lado. El local social tendrá dos pisos y permitirá concentrar allí las actividades de colectivos sociales, sociales y juveniles del pueblo.

La Urbanización Mediterráneo se queda sin asfalto y El Hondón, sin pasarela perimetral

La obra en las instalaciones deportivas de Pozo Estrecho consistirá en adecuar el campo de fútbol. Se trata de un compromiso expreso de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, con los vecinos. La inversión será de 250.000 euros.

La parte restante del dinero, casi 400.000 euros, será distribuida a partes iguales entre las mejoras en el asfalto y el alumbrado público de 13 barrios. Habrá arreglos de calles en el Llano del Beal (calles Postigo, Guadalete, Pajarita y otras), Los Barreros (calle Camino de Barrio Peral), Virgen de la Caridad (calles Alcalde Leandro Madrid, Alcalde Bartolomé Spottorno y otras) San Antón ( calles Pedro Díez, Juan Algaba Navarro y otras), San Félix y aledaños (carretera de la Asomada, camino de la Piqueta y otros).

El plan abarca dos años, lo que garantiza que no habrá parones cuando contraten los trabajos

El encaje final de los fondos ha obligado a dejar fuera calles de Urbanización Mediterráneo que figuraban en la planificación inicial, como Rubí y Coral. El plan de asfaltado supone casi 200.000 euros.

El cambio de farolas y la instalación de otras nuevas está previsto en Santa Lucía (Plaza de Molina, calle Santiago y otras), Lo Campano (Avenida Sánchez Meca, calle Minarete, Francisco Montiel y otras), Los Mateos (Modistas, Zaraíche, Trinidad y otras), Villaba (la Sabina, de las Marismas y otras), Barrio de la Concepción (Mayor, de la Rosa y otras), Virgen de la Caridad (Cronista Casal, alcalde Bruguera Martínez y otras), Vereda San Félix (Rotonda de Víctor Beltrí hasta calle Castillo Monzón, Casas del Caete y aledaña) y Santa Ana (calles García Morato, General Saliquet y otras). Hay 200.000 euros para ello.

Obras sin interrupciones

En la Concejalía de Infraestructuras confían en que el adelanto de la financiación plurianual (969.000 euros en dos plazos) a este ejercicio permita ejecutar todas las obras sin parones. El objetivo es evitar los problemas surgidos en 2016 y 2017, en los planes de asfaltado y en los Presupuestos Participativos. En ambos casos, la tardanza en hacer los proyectos y validarlos llevó a dejar varias actuaciones sin comenzar.

Con este millón de euros, el Ayuntamiento se asegura un capital para invertir de más de 12 millones de euros. Casi diez salen del Presupuesto Municipal. Los otros dos millones y medio proceden del superávit de 2017, generado por la incapacidad para gastar el año pasado el dinero previsto en obras.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos