Los fondos europeos permiten reducir un 26% el paro juvenil en los últimos tres años

Nave central del Auditorio El Batel, durante la celebración de la jornada 'Itinere' de empleo juvenil./Pablo Sánchez / AGM
Nave central del Auditorio El Batel, durante la celebración de la jornada 'Itinere' de empleo juvenil. / Pablo Sánchez / AGM

Los programas regionales y municipales de formación y prácticas reducen en 1.188 el número de desocupados jóvenes desde 2015

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Casi mil doscientos jóvenes cartageneros salieron de las listas del paro, entre el inicio de 2015 y finales de 2017, según los datos del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF). Su director general, Alejandro Zamora, subrayó ayer, en la inauguración de la jornada Itinere para la inserción laboral en El Batel, que quiere mantener ese ritmo de casi 400 desempleados de menos de 30 años, que se incorporan cada año al mercado laboral en unas condiciones cada vez mejores de estabilidad. Sin embargo, los jóvenes consultados por 'La Verdad' en el transcurso de la actividad echan en falta mayor agilidad y eficacia en la tramitación administrativa para montar su propio negocio, un cauce más efectivo de intermediación laboral y más oportunidades para encontrar empleo estable. Itinere reunió a 1.250 participantes en busca de respuestas a esos interrogantes.

«Hace dos semanas pedí una licencia de actividad para empezar con un negocio de logística y exportación agroalimentaria. Lo que más me irrita es que en la Administración no saben decir cuándo me la darán», explicó Francisco José Hernández Marín, de 26 años, justo antes de recoger la documentación para tomar parte en la jornada de empleo. A su juicio, foros como el de ayer deben ayudar a personas como él a afrontar mejor esas gestiones, «que no solo son largas, sino también inciertas, porque no puedes hacer planes exactos sobre cuándo podrás comenzar con tu negocio». En Itinere hubo una sesión para los autónomos que necesitan ayuda en la puesta en marcha de una empresa.

Así lo ven

Francisco José Hernández. Antropologo
«Espero los papeles para montar un negocio, pero sin ninguna certeza sobre cuándo me los darán. No sé cómo lo hacen en otras parte de España, pero aquí no te dan ningún plazo».
Isabel Sanchís. Administrativa
«Me gustaría trabajar de administrativo, que es lo que estudio, pero no he hecho ni prácticas y no sé por dónde empezar. Espero conseguir ayuda y ver dónde podría colocarme».
Pedro Bautista. Administración y Finanzas
«Hice Erasmus en Italia y comprobé que hay más posibilidades de conseguir empleo en mi sector, en mejores condiciones que en España. Quiero probar suerte y ver si logro un trabajo».
Bushra Aynaou. Administrativa
«Acabo de empezar el grado de Administrativo y he venido a las actividades en las que te enseñan a afrontar una entrevista de trabajo y a elaborar el currículum profesional. Lograr trabajo vendrá luego».

El Batel reunió a personas con iniciativa, como Francisco José Hernández, junto con jóvenes que no saben todavía cómo encauzarán su futuro. «No he trabajado nunca, ni siquiera he buscado un empleo de manera seria. He venido a ver qué hay disponible para mí, como, estudiante de administrativo», reveló Isabel Sanchís, de 21 años.

La segunda edición de la feria responde al objetivo es seguir en la estela «marcada hace cuatro años por la Comisión Europea que, consciente del problema del paro entre los jóvenes, puso en marcha un plan de choque con los programas de garantía juvenil», recordó Zamora. Las inversiones millonarias realizadas desde 2013 en cursos de formación y prácticas han permitido, explicó, «reducir de 4.443 a 3.255 el numero de menores de 30 años apuntados da la lista del paro en Cartagena». Esto se enmarca en una tasa regional de que ha pasado del 40% al 32,8% en tres años, entre quienes llevan menos de una década en el mercado laboral, añadió.

No todos creen que sea la panacea. «Yo probablemente me centre en buscar empleo fuera. Hice un año de Erasmus en Italia y he venido al Batel a un ciclo sobre Erasmus Plus, por si me proporciona alguna nueva posibilidad de movilidad en la UE», explicó Pedro Bautista. Está a punto de acabar el grado superior de Administración y Finanzas y su ilusión es trabajar en alguna empresa puntera de su sector. «Aquí es complicado y hay sueldos peores», advirtió.

Entrada al mercado laboral

La crisis golpeó especialmente, a partir de 2011, a quienes estaban a punto de entrar en el mercado laboral y ha retrasado y precarizado su incorporación. «El programa de Garantía Juvenil surgió hace cuatro años en la Unión Europea para atajar este problema y los resultados conseguidos han hecho que se haya consolidado», aseguró Zamora, quien indicó que ha conseguido abrirle la puerta de las empresas y del autoempleo a muchísimas personas.

También ha permitido poner en contexto la magnitud del problema. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, recordó, en la inauguración de la jornada, que hay al menos 5.400 jóvenes desocupados, de entre 16 y 30 años, que pueden ser catalogados como 'ninis', es decir, no estudian ni trabajan. Todos estos cartageneros se inscribieron, en 2017, en el programa subvencionado con fondos europeos para mejorar su formación teórica, hacer prácticas y conseguir empleo. Castejón indicó que las personas sin experiencia laboral ni cuantificación laboral encontraron ayer un «instrumento para adaptarse al nuevo mercado de trabajo».

«Yo busco que me enseñen a afrontar una proceso de selección de personal y a hacer entrevistas de trabajo», apuntó Bushra Aynaou. Con solo 18 años, sabe que tiene que prepararse bien, antes de pensar en conseguir un empleo.

Cincuenta entidades enseñan a buscar y encontrar trabajo

Cincuenta entidades públicas y privadas colaboraron ayer para crear, durante diez horas, un espacio de orientación y ayuda a los jóvenes que quieren mejorar su capacidad para buscar un empleo y conseguir el mejor puesto de trabajo posible en su especialidad. Más de 1250 personas participaron en la segunda edición del programa Itinere, de nueve de la mañana a siete de la tarde. Sabic, Repsol y Navantia ilustraron a los jóvenes sobre los profesionales que necesitan y cómo pueden dirigirse a su departamento de personal. El Corte Inglés expuso cómo realiza la selección de personal. También el Ejército tuvo presencia con una sesión sobre las oportunidades de empleo y formación que ofrece. Asimismo, hubo simuladores de entrevistas, cursos para mejorar determinadas habilidades y exhibiciones tecnológicas aplicadas al empleo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos