La fiesta gana a los cementerios

Grupos de jóvenes disfrazados, durante la noche de Halloween, en la calle Cuatro Santos./Pablo Sánchez / AGM
Grupos de jóvenes disfrazados, durante la noche de Halloween, en la calle Cuatro Santos. / Pablo Sánchez / AGM

Las 'quedadas' por Halloween van a más en un día tranquilo en los camposantos. La Policía Local requisa de madrugada «cientos» de huevos a adolescentes y evita concentraciones en el parque del Molinete y junto a Antiguones

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

Los cartageneros cumplieron ayer con la tradición de visitar las tumbas familiares por la festividad de Todos los Santos y en la víspera del día de Difuntos, hoy, pero evitando las aglomeraciones de años pasados. Fuentes de la Policía Local destacaron la «tranquilidad» durante toda la jornada en los accesos a los cementerios del municipio. Sólo hubo retenciones puntuales en las zonas de estacionamiento de los Remedios y de San Antón.

Ambos camposantos fueron visitados también por una representación municipal, encabezada por el concejal de Calidad de Vida, Francisco Calderón, que posteriormente se desplazó a los de Alumbres y San Ginés de la Jara. En el del barrio de Santa Lucía hubo un oficio religioso y en los restantes, ofrendas florales.

Las concentraciones de gente más conflictivas para la Policía Local ocurrieron en la noche del martes y durante la madrugada del día de Todos los Santos, con motivo de los botelleos y las 'quedadas' de jóvenes para celebrar Halloween. Fuentes oficiales destacaron el decomiso de «cientos de huevos» por parte de la Policía Local a grupos de adolescentes en calles de Ciudad Jardín, La Vaguada y Molinos Marfagones. Muchos de esos chicos, disfrazados, pretendían lanzar los huevos contra viviendas y vehículos.

El refuerzo policial nocturno, con diez agentes y un cabo añadidos al servicio ordinario, también impidió que grupos de jóvenes se colaran de madrugada en el parque arqueológico del Molinete para beber. Los agentes respondieron con dos multas por tomar alcohol en la vía pública a los primeros muchachos que lo intentaron. También mantuvieron toda la madrugada despejada de gente la Plaza de las Tres Culturas, entre el coso taurino y Antiguones, y vigilaron bajo la lluvia las zonas de marcha del centro histórico (calles Cuatro Santos, Aire y Cañón), así como la explanada del Cartagonova. No hubo incidentes graves.

Los sucesos más relevantes de la noche fueron los incendios intencionados de contenedores de basura en las calles Doctor Luis Calandre, Alameda de San Antón y Ramón y Cajal. «Con la moda de Halloween, los problemas policiales ya no están en los cementerios, sino que se han trasladado a la noche anterior», reconocieron fuentes oficiales.

Más información

Fotos

Vídeos