Los festeros piden la 'nueva' explanada del muelle para sus representaciones teatrales

Cuatro turistas almuerzan ayer en un restaurante de comida rápida, junto a la 'nueva' explanada del puerto, por donde pasean otros cuatro visitantes.
Cuatro turistas almuerzan ayer en un restaurante de comida rápida, junto a la 'nueva' explanada del puerto, por donde pasean otros cuatro visitantes. / Pablo Sánchez / AGM

La Autoridad Portuaria estudiará si el forjado del parking subterráneo puede aguantar el peso de una grada de 3.000 personas y un escenario

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Los empresarios, entre ellos los hosteleros, los vecinos y los festeros quieren sacar provecho cuanto antes a la 'nueva' explanada del puerto, la que hay entre el edificio de los bares y la sede de la Cámara de Comercio. Para ello ya han comenzado a buscar utilidad a esta zona diáfana y en desuso, desde que se acabó hace tres meses su remodelación. Las propuestas se las harán llegar a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, que tiene la intención de reunirse con ellos tras el verano, para consensuar entre todos posibles usos para este espacio, en el que la Autoridad Portuaria gastó más de medio millón de euros.

La Federación de Tropas y Legiones ha sido la primera en lanzar sus ideas. Según ha sabido 'La Verdad', quieren usar la nueva plaza para las representaciones teatrales que ahora se celebran frente a la Escala Real del puerto, según explicó ayer a este diario el presidente de las fiestas, José Antonio Meca. Como los empresarios y hosteleros, creen que se debería dar mayor aprovechamiento a una zona tan amplia y cercana al centro con actividades lúdicas.

Federación de Tropas y Legiones
Quiere una instalación permanente tipo grada, que sirva para actuaciones teatrales de las fiestas y para conciertos, por ejemplo de La Mar de Músicas.
COEC
Propone aunar en la zona instalaciones permanentes, como un chiringuito, y juegos infantiles, con otras temporales en las que se puedan celebrar ferias artesanales o gastronómicas.
Cámara de Comercio
Pide instalar una terraza asociada al futuro negocio hostelero que albergue la sede de la Cámara.
Hostecar
Defiende la instalación de una zona multiusos, para celebrar eventos hosteleros. También creen que se podría usar para organizar conciertos.

«Hemos solicitado a la Autoridad Portuaria cambiar el emplazamiento de las obras teatrales donde se escenifica la Fundación de Qart-Hadast, la Sesión Plenaria del Senado y las Bodas de Aníbal e Himilce, entre otros actos, pero nos tienen que confirmar que las gradas y el escenario se pueden instalar allí, ya que al estar el parking debajo no sabemos si aguantaría el peso», dijo Meca.

Hostecar ve necesario crear una zona multiusos para celebrar eventos y conciertos

COEC propone dedicar la plaza ubicada entre la Cámara y los bares a la organización de ferias

ASÍ LO VEN

David Morejón. Soldador
«Deberían dar algo de vida a la explanada, al menos podrían poner unos juegos infantiles»
Andrés García. Vigilante
«Tendrían que poner algo para que venga la gente, a ser posible con zonas de sombra»
José María Saiz. Ingeniero Industrial
«De esta forma, está desaprovechado. Podrían poner un parque y zonas para patinetes y bicicletas»

La remodelación de la zona incluyó el refuerzo del forjado del aparcamiento subterráneo, para dotarlo de mayor seguridad. A pesar de ello, desde la Autoridad Portuaria indicaron que todo dependerá del peso que se vaya a poner. Las mismas fuentes indicaron que la petición formal aún no ha llegado, pero que en cuanto llegue estudiará la propuesta.

Espectáculos musicales

José Antonio Meca va mucho más lejos y cree que además de los actos teatrales de las fiestas, en la nueva explanada se podría instalar una grada permanente, que simulara una muralla, como la de Carlos III, que sirviera para organizar conciertos de La Mar de Músicas y espectáculos musicales durante todo el año. En su opinión, eso serviría para revitalizar una zona de la ciudad muy poco atractiva para los vecinos, principalmente por la falta de actividades de ocio y tiempo libre.

Desde la Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC), su presidente, Pedro Pablo Hernández, también aboga por dar un uso a la explanada, con actividades temporales y permanentes. En cuanto a las primeras, cree que sería beneficioso la instalación de casetas desmontables para la celebración de ferias, ya sean de tipo artesanal, gastronómico o de otra índole. En cuanto a las segundas, apuesta por la cesión de suelo para uso hostelero, para un chiringuito, y comercial, para una tienda de artículos de recuerdos.

«Debemos aprovechar las instalaciones portuarias para dar nuevos servicios a los miles de visitantes que entran por él en cruceros. Creo que se monte lo que se monte debe estar enfocado al sector turístico», explicó Hernández. Este empresario no olvida que se trata de una zona que también podría ser utilizada por las familias, de ahí que vea importante la instalación de juegos infantiles.

Cambio de opinión

Precisamente, la primera idea que se puso sobre la mesa cuando hace más de dos años la Autoridad Portuaria de Cartagena anunció la reforma de la zona fue construir una pérgola, crear espacios ajardinados, poner juegos infantiles e instalar un barco de época y algún bar de diseño moderno. Pero con la entrada del nuevo Gobierno municipal en 2015, los planes cambiaron, ya que el entonces alcalde, José López, veía conveniente que se quedara sin elementos decorativos, porque lo que pretendía era que se pudiera ver el mar desde la carretera y la Muralla de Carlos III, desde el agua.

Pero la actual alcaldesa, Ana Belén Castejón, no quiere que ese espacio se quede como un páramo, semidesierto y sin ninguna utilidad. «Queremos tomar una decisión en común y para ello es necesario sentar alrededor de la misma mesa a todos los agentes que tienen algo que decir al respecto. Tenemos la explanada del puerto diáfana y debemos aprovecharla», dijo la alcaldesa al terminar una reunión, en el Palacio Consistorial, la semana pasada con el presidente portuario, Antonio Sevilla.

En el debate participaría de esa reunión será el presidente de la Cámara de Comercio, Miguel Martínez. Este empresario también se ha unido a la idea de dar un uso a esa zona portuaria. La propuesta que realizará al Ayuntamiento cuando se celebre el encuentro será la instalación de las terrazas del futuro negocio hostelero que se pretende montar en la actual sede cameral. La Cámara ya ha dado los primeros pasos para ceder el uso del edificio a algún hostelero que le quiera sacar rendimiento. La primera idea que les ha llegado es la de un gastrobar.

«Si ese proyecto se materializa, se podrían instalar terrazas. Creo que de esta forma se le podría dar más vida al puerto», explicó. Como su homólogo de la patronal COEC, Miguel Martínez, opina que se le dé el uso que se le dé, éste debería estar orientado al turismo.

Bares y juegos infantiles

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cartagena (Hostecar), Juan José López Escolar, también pondrá su granito de arena. A su parecer, la mejor forma de obtener un beneficio social de la nueva explanada del puerto sería destinarla a la hostelería. Cree que lo idóneo sería no tanto un establecimiento de hostelería, puesto que la oferta en la zona ya es amplia, como crear una zona multiusos para la celebración de eventos. «Creo que lo que necesita el puerto es dotarlo de un mayor número de actividades lúdicas, y qué mejor forma que esa. Y si, además, se puede organizar algún concierto, mejor», apostilló este empresario.

Desaprovechada desde que acabó la obra de reforma

El argumento que ofreció el Ayuntamiento de Cartagena cuando decidió que la explanada ubicada entre la sede de la Cámara de Comercio y el edificio de los bares tendría que quedarse diáfana, para que se pudiera ver la Muralla de Carlos III desde el muelle, no convence a los empresarios, vecinos y festeros. La nueva alcaldesa Ana Belén Castejón, buscará usos para la nueva zona. Ésta, desde que concluyó su reforma, no ha acogido aún ninguna actividad ni evento, a pesar de que desde mayo se han celebrado diferentes acontecimientos que se podrían haber desarrollado en este lugar. La imagen que presenta ahora es la de una zona desértica, por la que se hace difícil pasear ahora en pleno verano, por la ausencia de sombras, y la de un área portuaria desaprovechada por los vecinos, ya que carece de instalaciones de ocio para adultos y niños. El Puerto invirtió en los trabajos de mejora de la zona más de medio millón de euros.

Fotos

Vídeos