Fernando vuelve a Franciscanos

El presidente, con la consejera, profesores y excompañeros.
El presidente, con la consejera, profesores y excompañeros. / CARM

El presidente de la Comunidad visita el colegio donde estudió un año «y que forjó mi carácter», asegura a profesores y alumnos

C. R.Cartagena

El presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, inició ayer su semana más cartagenera de este año -que tendrá como momento destacado el pregón de Carthagineses y Romanos, el viernes- regresando a las aulas de su colegio, La Inmaculada, de los Padres Franciscanos. En el inicio del curso escolar, quiso volver a las mismas aulas que pisó en 1991, con ocho años. Allí se reencontró con quien fue su tutor, Manuel Hermosilla, y algunos compañeros de curso como Santiago del Álamo.

Debido a la profesión de su padre, empleado de banca, López Miras también vivió de niño en Archena, Águilas, Lorca y Murcia. Pero asegura que su paso por los Franciscanos de Cartagena forjó su carácter, por los valores que adquirió entonces, entre ellos, la prudencia, la seriedad y la austeridad.

Ante el rector del colegio, el padre Emilio Martínez, el exalumno Fernando recordó al padre Galán, que le regaló un libro que aún conserva y cuya dedicatoria terminaba diciendo: «Lee, lee, lee». También le marcaron las clases de música con el padre Turpín. Él mismo se definió como «un niño prudente, que no molestaba», aunque con una fuerte personalidad. Como anécdota, recordó que por voluntad propia fue el primero de su curso que incorporó la corbata a su uniforme escolar.

López Miras visitó Franciscanos acompañado por la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá. Juntos recorrieron clases de Infantil y Primaria, acompañados por la directora de este ciclo, María del Carmen Gilabert, y distintos profesores. También visitaron el pabellón de deportes y los laboratorios.

López Miras recordó que sus vínculos con Cartagena son «estrechos» y que guarda buenos recuerdos de la época en que vivía en la calle Trafalgar y jugaba con sus vecinos y compañeros de clase en el entorno del pabellón de deportes de la calle Wssell de Guimbarda.

Fotos

Vídeos