La exportación de corderos a países árabes aumenta un 75% en agosto

Embarque de cabezas de ganado, en el muelle de San Pedro, de Cartagena./Antonio Gil / AGM
Embarque de cabezas de ganado, en el muelle de San Pedro, de Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La exportación de ganado vivo a través del puerto sigue a velocidad de crucero. Libia se ha convertido en el mayor cliente para las empresas de la Región, ya que tan solo en el mes de agosto la salida de corderos hacia este país creció un 75% con respeto al mismo mes del año pasado. En esos 31 días se han movido 175.000 cabezas, cifra que valdrá a finales de este año para marcar un nuevo récord.

A nivel general, también ha habido crecimiento con respecto al mismo periodo del año pasado. Concretamente, la exportación de animales vivos ha subido casi un 21%. Es de destacar, explicó a esta diario el jefe del Área de Explotación del Puerto, José María Gómez, el mayor embarque realizado hasta ahora en Cartagena. Fue a principios del mes pasado y entonces subieron a un buque 33.000 corderos y poco más de mil vacas, con destino a Libia.

Por cabañas, destacan los terneros, las ovejas y los corderos seleccionados en origen, que son adquiridos por el cliente tras un minucioso proceso, ya que el ganado ha de cumplir las normas islámicas que lo hacen apto para el consumo.

La Autoridad Portuaria apuesta desde hace cinco años por esta línea de negocio, lo que le permitido ampliar sus instalaciones con una plataforma móvil que facilita el acceso del ganado desde tierra al buque, en cumplimiento de las directrices del Servicio de Bienestar Animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Turquía, nuevo mercado

El ganado español, procedente de la Región, pero también de provincias castellano-manchegas, es exportado principalmente a Líbano, Argelia, Túnez y Libia. En los últimos meses, la Agencia Marítima Blázquez ha abierto otro mercado en Turquía y Egipto.

Para facilitar el embarque de los animales ya se ultima el proyecto de construcción de un corral de grandes dimensiones, donde los animales puedan permanecer varios días hasta que sean subidos a los buques con destino a la exportación.

La iniciativa viene casi obligada por las empresas propietarias de los mercantes, que ahora deben esperar hasta tres y cuatro jornadas a los camiones donde se traslada el ganado vivo, que llegan de manera progresiva.

Fotos

Vídeos