Los estibadores admiten que la huelga apenas repercute en el tráfico portuario

EFECARTAGENA

Las operaciones de carga y descarga en el puerto apenas sufrieron el paro convocado ayer a nivel nacional por los sindicatos de estibadores, ya que la mayoría del trabajo los hacen empresas de trabajo temporal.

El representante del sector, Damián Reyes, subrayó que solo tres de los 17 estibadores pueden secundar la huelga y lo hicieron ayer. Del resto, 7 se ocuparon de los servicios mínimos, uno libraba, tres estaban liberados y otros tres están de baja prolongada. «La huelga en Cartagena no existe, es totalmente nula», lamentó Reyes, ya que el paro de esos tres trabajadores no dificulta las tareas del resto, que no pueden parar porque no se rigen por el mismo régimen laboral.

Además, recordó la situación que vive el puerto de Cartagena, el único de España que, según él, «está fuera de la ley» y no se ha adaptado a la ley de puertos de 2010. Aplicarla habría supuesto la privatización de la Sociedad Estatal de Estiba (Sesticarsa) y su transformación en una Sagep (Sociedad anónima de gestión de estibadores portuarios). Asimismo, pese al creciente volumen de mercancías, la plantilla ha caído drásticamente de 170 empleados, en los años 80, a unos 50, en 2006, y a 17, ahora.

En Cartagena, la estiba corre a cargo de empresas de trabajo temporal con personal «sin formación» ni cualificación para desarrollar esas tareas y que queda al margen de la huelga, según Reyes, que resaltó también que Sesticarsa ha promovido más de 200 denuncias sobre incumplimientos en prevención de riesgos laborales e irregularidades en los horarios y los turnos.

Fotos

Vídeos