La escasez de policías locales complica la batalla contra las escombreras ilegales

Escombros en La Manga, en la zona de la isla del Ciervo. /LV
Escombros en La Manga, en la zona de la isla del Ciervo. / LV

El concejal de Seguridad Ciudadana estudia reforzar la unidad de Calidad de Vida, y la edil de Medio Ambiente pide contratar a inspectores

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

La escasez de agentes de la Policía Local especializados en el área de medio ambiente, y el hecho de que la Concejalía encargada de este ámbito solo dispone de un inspector, están complicando al Ayuntamiento de Cartagena la lucha contra la proliferación de escombreras ilegales en todo el municipio.

Para afrontar este problema, que a día de hoy es «imposible» de atajar, según aseguró anteayer en el Pleno la concejal de Medio Ambiente, Obdulia Gómez, el equipo de gobierno estudia un refuerzo de personal a corto y medio plazo. La primera actuación consistiría en reforzar la unidad de calidad de vida de la Policía Local, que tiene plazas vacantes y que no da abasto para controlar el trasiego de camiones con residuos de la construcción, tanto en obras públicas como privadas.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco Aznar, destacó ayer que el Ejecutivo, del PSOE, está decidido a poner coto a unas prácticas que han llenado de todo tipo de basuras parcelas rústicas, montes y zonas cercanas a ramblas. Ejemplos son Los Segados, San Julián, Lo Campano, Santa Lucía, Las Seiscientas y La Guía.

Otro vertedero en La Manga

Asimismo, el equipo de gobierno se plantea convocar una bolsa de trabajo para la contratación temporal de personal cualificado, de forma que el área de Disciplina Ambiental gane en efectividad respecto a la detección de prácticas contrarias a la normativa y a la tramitación de sanciones.

En el Pleno, a preguntas de Podemos Gómez informó de que, en dos años, ha habido 273 sanciones. Una de las últimas escombreras irregulares detectadas por la Policía está en La Manga, detrás de la iglesia Salvatore Mundi, en la vertiente del Mar Menor y cerca de la isla del Ciervo. Según fuentes municipales, los escombros proceden de la reforma de un hotel cercano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos