Enfermos de párkinson exigen al SMS 64.000 euros de dos ayudas

Enfermos de párkinson y sus monitores, ayer en la Plaza del Ayuntamiento./Pablo sánchez / agm
Enfermos de párkinson y sus monitores, ayer en la Plaza del Ayuntamiento. / Pablo sánchez / agm

La asociación comarcal alerta de que puede cerrar si antes de julio no recibe las subvenciones que le corresponden de los dos últimos años

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Al borde de la desaparición. Así es como se encuentra la Asociación de Párkinson de la Comarca de Cartagena debido a los problemas económicos que tiene desde que «el Servicio Murciano de Salud (SMS) no nos da la subvención anual que nos corresponde», explicó ayer el presidente del colectivo, Martín Escolar, en un acto reivindicativo que protagonizaron en la Plaza del Ayuntamiento.

De la Comunidad Autónoma reciben cada año 32.500 euros, lo que supone el 35% de su presupuesto anual. La última vez que tuvieron acceso a la ayuda fue en 2016. «Desde entonces estamos sobreviviendo con 'palicos y cañicas', con lo que nos da el Ayuntamiento y las cuotas que pagan los socios», dijo la trabajadora social de la Asociación, Marta García. Ella, junto a otras trabajadoras del colectivo, sacaron ayer a la calle las actividades que normalmente hacen en su sede de la oficina local de Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), en la Alameda de San Antón.

Durante una hora, de 11.30 a 12.30 horas, realizaron ejercicios de fisioterapia y logopedia. En ellas participaron alrededor de una decena de enfermos de párkinson, que llevaban camisetas con el lema: «No te dejes ganar. Conócenos». También repartieron folletos entre los vecinos que pasaron a esa hora por la Plaza de Ayuntamiento. «Lo que hemos pretendido con esta acción es hacer visible el problema que tenemos, coincidiendo con el Pleno que hay en el Consistorio», añadió García.

Cuatro puestos de trabajo

En la Asociación trabajan cuatro personas -una logopeda, una fisioterapeuta, una trabajadora social y una administrativa-, cuyos empleos penden de un hilo si a partir de julio no reciben la ayuda de la Comunidad Autónoma. Para hacer presión, harán acciones similares a la de ayer todos los jueves de cada semana, «porque nuestra situación comienza a ser crítica», insistió Marta García.

Los problemas de esta asociación se han agravado desde que le anunciaron que a partir del mes de junio tendrían que pagar 100 euros de alquiler por usar una sala en la Casa del Mar, su segunda sede. En ella, varios días a la semana, los enfermos realizan ejercicios de fisioterapia. Para ello utilizan una serie de máquinas cedidas por el Hospital Naval. «No podemos ni tan siquiera pagar esa cantidad, por lo que si no hay cambios tendremos que abandonar estas instalaciones», criticó esta trabajadora social.

Una portavoz de la Consejería de Salud explicó a este diario que la Federación Murciana de Asociaciones de Párkinson ha recibido este año 21.600 euros, una cantidad que se distribuye entre los integrantes. Pero desde el colectivo de la comarca de Cartagena aclaran que se trata de un dinero que se destina para los trabajadores sociales. Insiste en que se les debe dos años, y que el SMS no se los quiere dar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos