Enfermos de alzéhimer harán terapia con plantas aromáticas de la UPCT

Hojas de menta.
Hojas de menta. / Fotolia

EFECARTAGENA

Enfermos de alzhéimer cultivarán huertos ecológicos en terrenos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y llevarán a cabo talleres con plantas aromáticas para reconocer sus olores como parte de sus terapias para mejorar su calidad de vida.

La universidad cartagenera firmó ayer un acuerdo de colaboración en ese sentido con la Asociación de Familiares y Amigos de Enfermos de Alzhéimer y Otras Enfermedades Neurodegenerativas (AFAL), que en Cartagena tiene unos 220 socios.

El convenio contempla dar continuidad al programa puesto en marcha el curso pasado para que personas que padecen esta enfermedad puedan cultivar huertos ecológicos en diversas parcelas de la finca experimental Tomás Ferro que la Politécnica tiene en La Palma.

Esta actividad, en la que el curso pasado participaron veinte miembros de AFAL, resultó ser muy positiva, ya que el contacto con el campo es para muchos de ellos una forma de recordar vivencias pasadas, a la vez que les motiva y les ayuda a salir de su rutina diaria y sentirse integrados en la sociedad, según la directora de la estación experimental, Eva Armero. Además, en la finca se cultivará también una colección de plantas aromáticas con las que la asociación podrá llevar a cabo talleres de reconocimiento de olores para incentivar la memoria de personas con este tipo de enfermedad neurodegenerativa.

Para el gerente de AFAL, Raúl Nieto, este tipo de actividades ayudan a mejorar la calidad de vida de los usuarios de la asociación, ya que permite ofrecerles «una terapia que combina actividad social, física e intelectual». Considera, además, que estas actividades ayudan a «derribar el tabú que sigue existiendo con las personas que sufren algún tipo de demencia».

El rector de la UPCT, Alejandro Díaz, mostró su satisfacción por poder «ejercer la responsabilidad social con las asociaciones del entorno» de la universidad.

Fotos

Vídeos