«Me enamoré de El Portús y de la Atalaya, donde subo a meditar»

Sara, participante del programa 'Quién quiere casarse con mi hijo'. / José María Rodríguez / AGM

Sara Moreira. Profesora y pedagoga

RUBÉN SERRANOCartagena

Su nombre es Sara Moreira, pero es conocida artísticamente como 'La Leona'. Esta profesora de Inglés, que también estudió Pedagogía en Finlandia e Inglaterra, participa en 'Quién quiere casarse con mi hijo', el programa de televisión que emite Cuatro. Tiene 24.000 seguidores en la red social Twitter, una parte del vídeo de su casting ha sido reproducido en Facebook por más de 36.000 usuarios y desde hace seis años reside en Cartagena. «Nací en Madrid y crecí en Santa Pola. He vivido en Galicia y en Canarias, donde reside mi familia, por parte de madre y padre, respectivamente. Pero me siento cartagenera y estoy empadronada aquí», aclara.

- Se dedicaba a la docencia y ahora es actriz. ¿A qué se debe ese cambio en su vida?

- Fui profesora de inglés en Cartagena durante seis años, en colegios como Nuestra Señora de Los Dolores, CEIP Atalaya y Cuatro Santos, entre otros. También ejercí dos años en Murcia. En septiembre del año pasado me quedé en el paro y decidí apuntarme al casting del programa. Ahí empezó todo. Siempre quise ser actriz, tengo una vena artística innata y creo que es una buena oportunidad para darme a conocer y seguir ligada a este mundo. Me encantaría llegar al cine.

- ¿La gente le reconoce por la calle?

- Da gusto que te paren por la calle. La gente es muy familiar conmigo, porque saben que en la televisión no interpreto ningún papel. Soy yo misma, tal cual: una persona normal y corriente, con los pies en la tierra, que transmite buen rollo y mucha positividad. No me meto con nadie, entre otras cosas porque de pequeña se metían conmigo y sé lo que es pasar por eso. Salgo en la televisión, pero sigo siendo la misma persona, segura de sí misma y que transmite buen rollo a los que están a su alrededor.

- ¿Por qué escogió Cartagena como lugar de residencia?

- Me siento cartagenera ante todo. De hecho, en mis vídeos invito a la gente a que visite la ciudad, que es trimilenaria. He vivido en Los Barreros, en el Barrio de la Concepción, en pleno centro y en Molinos Marfagones, donde he participado en la carrera popular. Me enamoré de la playa de El Portús y me gusta subir al Castillo de la Atalaya a meditar.

- ¿Cómo recuerda el primer día que salió en la televisión?

- Fue un día muy divertido, porque conocí a gente de toda España y mantengo el contacto con ellos, desde entonces. Recuerdo que no estaba nerviosa y me encargué de transmitir seguridad al resto, para salir delante de la cámara relajados y con confianza.

- ¿No se puso nerviosa?

- La vocación de maestra requiere ser polifacética, y eso me ha ayudado. Delante de mis alumnos he recitado poemas y me he puesto a cantar, porque también es una manera de aprender, y lo he notado cuando fui al programa, me enseñó a ponerme delante del público.

- ¿Dónde se ve en el futuro?

- No me gusta hablar del futuro. Soy una persona soñadora, pero que no mira más allá del día a día y está con los pies en la tierra. En el futuro, lo único que quiero es ser feliz. La felicidad es lo más importante de todo.

Fotos

Vídeos