Los empresarios exigen celeridad para acabar ya con la «inactividad»

Vista general del polígono industrial Cabezo Beaza./J. M. R. / AGM
Vista general del polígono industrial Cabezo Beaza. / J. M. R. / AGM

COEC y Cámara piden que Ayuntamiento y Comunidad trabajen en paralelo para sacar adelante el nuevo Plan General «cuanto antes»

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Los empresarios se mostraron ayer «muy satisfechos», porque se desbloquee en un par de meses la aprobación de las normas urbanísticas transitorias del Plan General, ya que supondrá todo un «revulsivo» para el municipio, no solo porque se sacar del cajón proyectos industriales y de construcción de viviendas, sino también porque se crearán cientos de puestos de trabajo. A pesar de ello, la patronal COEC y la Cámara de Comercio exigieron más celeridad en el proceso, para dar salida a la normativa «cuanto antes», y así no ralentizar aún más las inversiones.

«Llevamos meses pidiendo agilidad, porque había proyectos que se estaban viendo afectados. El anuncio del Ayuntamiento y de la Comunidad Autónoma lo acogemos con satisfacción, pero demandamos que se trabaje de manera conjunta para sacar adelante el Plan General, lo más rápido posible», explicó el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC), Pedro Pablo Hernández.

El representante de los empresarios afirmó que el municipio ha estado en un «impasse», del que hacía falta salir con urgencia. «Ha habido un tiempo de inactividad que ha afectado a las inversiones industriales e inmobiliarias. Ahora, con la estabilidad jurídica que dará esta medida transitoria esperamos que nos podamos recuperar», añadió Hernández.

Frenar la estampida

El presidente de la Cámara, Miguel Martínez, también se mostró contento por el anuncio y dijo que servirá para frenar la estampida de inversiones que estaba habiendo por la «inseguridad jurídica que había a la hora de poner en marcha un proyecto».

COEC y Cámara también exigen medida urgentes para el sector de la agricultura, para impedir la pérdida de puestos de trabajo, que prevén tanto los empresarios del sector como los sindicatos. «Es necesario que aseguremos a los agrícultores los recursos hídricos suficientes para evitar que se marchen a otras provincias y sobre todo, para que no se pierdan más puestos de trabajo», dijo Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos