Doce pacientes han muerto ya por gripe en la Región desde el inicio de la epidemia

J. P. P. / A. LÓPEZMURCIA / CARTAGENA

La epidemia de gripe sigue su fase ascendente, sin que de momento se vislumbre un freno en su escalada. Entre el lunes y el jueves, los centros de salud registraron 6.159 nuevos casos, lo que significa que la semana se cerrará con más de 7.000 afectados, según las previsiones de la Dirección General de Salud Pública. Desde el pasado mes de diciembre se han contabilizado ya 17.277 casos, con lo que se supera ampliamente el número de afectados de la temporada pasada.

La incidencia se sitúa en 411 casos por cada 100.000 habitantes, el doble que la registrada en el conjunto de España. Se trata de una tasa ampliamente superior a la registrada en los últimos cinco años. Actualmente, se encuentran ingresados en los distintos hospitales 233 pacientes con gripe, 9 de ellos en las unidades de cuidados intensivos. Hasta la fecha se han registrado doce fallecimientos por complicaciones relacionadas con el virus. Según Salud Pública, se trata de personas pertenecientes a grupos de riesgo y con patologías agravadas por la gripe. La epidemia está detrás del gran aumento de la presión asistencial que se vive en los hospitales de la Región desde la última semana de diciembre, aunque a la gripe hay que sumar otras infecciones respiratorias propias de la época.

Los servicios de urgencias del Servicio Murciano de Salud (SMS) registran durante este mes una media de más de 2.500 atenciones diarias, una cifra «significativamente superior a la que se registran durante un mes 'normal', que ronda las 2.000 atenciones», señaló ayer la Consejería de Salud.

Hasta el momento, se han suspendido o aplazado alrededor de 30 intervenciones, «ninguna de ellas de carácter urgente o prioritario, con el objetivo de dejar mayor número de camas libres ante la previsión de una elevada afluencia de pacientes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos