Detenidos dos 'pateristas' en Cartagena que introducían inmigrantes por la costa de la Región

Uno de los 'pateristas' detenidos./Policía Nacional
Uno de los 'pateristas' detenidos. / Policía Nacional

Los arrestados son los patrones de la embarcación hasta el destino y se les imputa un delito de amenazas y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

LA VERDADMurcia

La Policía Nacional detuvo en Cartagena a dos personas como presuntos responsables de introducir en las costas murcianas a personas inmigrantes, tanto mayores como menores de edad, en pateras por lo que se les imputa un delito de amenazas y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Los arrestados eran los encargados de esconder a los llegados a Argelia, desde distintos pueblos, durante las horas o días previos a la salida. Así mismo ellos son los patrones de la embarcación hasta el destino y aleccionan e instruyen a las personas que trasportan en la forma en que deben comportarse si son detectados por la Policía española; así como, seriamente, amenazados de muerte, no solo a ellos sino a su familiar, en caso de que lleguen a colaborar con las autoridades españolas. Los detenidos son dos varones de nacionalidad argelina y de 26 y 40 años de edad.

Los arrestados forman parte de una organización internacional dedicada al tráfico de seres humanos. Estas organizaciones se dedican a introducir ilegalmente inmigrantes en nuestro territorio. Sus principales clientes son ciudadanos de nacionalidad argelina residentes en pequeños pueblos de la provincia de Chlef.

Durante el presente año llegaron a las playas de Cartagena un total de 39 pateras, viajando en las mismas más de trescientos ciudadanos extranjeros, entre ellos tres mujeres y más de una treinta, tras la realización de pruebas oseométricas y otras, resultaron ser menores de edad.

Los inmigrantes que suelen viajar en este tipo de embarcaciones son captados en sus pueblos, principalmente de pueblos pesqueros y rurales pagando una cantidad de entre 600 y 1.000 euros.

Las embarcaciones que emplean para el traslado son lanchas de recreo de pocos metros de eslora, tanto neumática como de fibra y con capacidad para cuatro o cinco personas, viajando más de quince personas y recorriendo unas distancia de aproximada de 250 kilometros en condiciones adversas en algunos casos. No se les proporciona ningún tipo de material de seguridad o chaleco salvavidas así como en ocasiones los inmigrantes no saben, ni siquiera, nadar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos