Detenido un conductor ebrio que llevaba una escopeta en el coche

La escopeta decomisada por los agentes. / Policía Local

C. R.Cartagena

Conducía bajo los efectos del alcohol por la Plaza Severo Ochoa cuando agentes de la Policía Local se cruzaron en su camino. El hombre, de 63 años, superaba la tasa permitida y, además, en el interior del vehículo, estaba en posesión de una escopeta. Los agentes procedieron a instruir diligencias por cometer un delito contra la seguridad vial y decomisaron el arma. Esta fue una de las cuatro intervenciones policiales que se realizaron el fin de semana.

Otro varón de 42 años fue detenido como presunto autor de violencia doméstica, al intentar herir a su pareja con una plancha y ante la presencia de su hija menor de edad. Los agentes procedieron a su detención y a la lectura de los derechos que le asisten como tal. Tras ello, la mujer confesó que «este tipo de agresiones y amenazas eran habituales», según comunicaron fuentes policiales. Los hechos ocurrieron el pasado viernes pero trascendieron ayer.

Un día después, dos jóvenes fueron identificados como los presuntos autores de robo en una vivienda; se llevaron relojes, collares, pendientes y otros artículos de bisutería, que escondieron en una casa abandonada, antes de ser localizados y, posteriormente, detenidos. Otro joven hacía de vigilante en la puerta de la vivienda.

Durante la madrugada del domingo, un hombre de 41 años saltó el muro del colegio San Cristóbal, rompió las ventanas con un mazo y accedió al centro escolar. Los vecinos de El Bohío, al escuchar ruido, avisaron a la Policía y el varón fue sorprendido 'in fraganti, poco tiempo después, cuando salía por la puerta principal con un equipo de música, un ordenador, un teclado y un ratón. Los agentes recuperaron los objetos y también procedieron a abrir diligencias al respecto.

Fotos

Vídeos