Desbloquean el programa para asfaltar 23 calles en ocho barrios

El primer edil llevará a la Junta de Gobierno de hoy un cambio en el pliego de contratación para que la financiación no se vea afectada a final de año

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El alcalde de Cartagena, Juan Pedro Torralba, informó ayer a 'La Verdad' de que la Junta de Gobierno sacará el proyecto de asfaltar 23 calles de 8 barrios, del bloqueo en el que se encontraba desde hace varias semanas en el Área municipal de Contratación.

El temor a quedarse sin presupuesto para ejecutar todas o parte de las obras, al finalizar el año, llevó a dejar a un lado el expediente para intentar mejorar su redacción. La rectificación del pliego del concurso será aprobada hoy si no surgen pegas de última hora, lo cual permitirá seguir avanzando para tener en pocas semanas a la empresa que se haga cargo de los trabajos. No hay garantías de que las obras se acaben en lo que queda de año y no se extiendan al que viene, pero los cambios introducidos permitirán continuar con ellas pase lo que pase.

Las calles más importantes incluidas en este plan son las de Francisco Jorquera (Santa Lucía), dotada con 26.000 euros; Cartagena de Indias y Submarino (Barrio Peral), con 15.000 y 19.000 euros respectivamente; y Jardines (Los Dolores) a cuyo arreglo se destinarán 28.000. Esta última es la que supone el arreglo más costoso de todo el programa. En el plan no se especifica si el presupuesto será suficiente para asfaltar las calles en toda su extensión o será necesario invertir más en años venideros.

El plan, que fue anunciado en julio, tiene un montante de 250.000 euros para el asfaltado y de otros 250.000 para arreglos de otro tipo, fundamentalmente en las aceras y en el mobiliario urbano, en barrios del extrarradio y en varias diputaciones. Con él se pretende dar un importante impulso a las obras de asfaltado y bacheado que se quedaron a medias en enero de este año, porque solo las Juntas Vecinales pusieron dinero y no hubo ni un euro procedente de las arcas municipales. Una de las razones fue precisamente que las obras se hicieron a caballo entre un año y otro. Torralba, ahora en la alcaldía, ha urgido a que cambien el pliego de condiciones para que no pase lo mismo.

Alumbres será la localidad con más reparaciones, todas ellas de pequeño calado, ya que solo una supera los 5.000 euros. Se trata de la calle Serrano Anguita, situada en una zona residencial de la diputación y presupuestada en 7.334.

Hay cinco actuaciones previstas en distritos de la zona norte del término municipal. En El Albujón serán en la zona rural (caminos de Los Paganes y Las Casas y los Garcías). En Pozo Estrecho, está planificado el arreglo de las calles Antonio Inglés Ros, la más costosa con unos 10.000 euros, y Misiones, que suman un presupuesto de 22.000 euros.

La única actuación que se incluye para las localidades del Mar Menor es la de la calle José Mondedeu, que también quedó pendiente en el plan anterior y que ha sido reclamada insistentemente desde la Junta Vecinal de El Algar. El listado puede ser sometido a cambios sobre la marcha. Torralba advirtió, tras revisar el plan, que aún podían entrar algunas calles, como la Vía Hercúlea y la calle Quintana en esa misma localidad, aunque no aclaró cuánto dinero tiene previsto gastarse en ellas.

Luz en el Cruce de las Cañas

Durante el Pleno de ayer, tras el que Torralba informó del desbloqueo del plan de asfalto, la concejal de Hacienda, Isabel García, reveló que el Cruce de las Cañas ya tiene instalados los 900 metros de tendido y cableado que necesita para volver a estar iluminado por las noches.

A preguntas de Diego Ortega, del Partido Popular, García relató que «ahora se está haciendo el proyecto para un centro de mando en altura». La razón es que ese cruce en el que se instaló una rotonda y alumbrado por su peligrosidad para la circulación vial lleva a oscuras varios años, porque los ladrones robaron toda la instalación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos