Cs denuncia el «colapso» para ejecutar proyectos de las juntas vecinales

El partido naranja pide explicaciones al equipo de gobierno municipal por la paralización administrativa de obras en las diputaciones

C. R.CARTAGENA

Las inversiones en diputaciones que dependen de juntas vecinales están en «situación de colapso» a un mes del cierre del ejercicio económico, según denunció ayer el Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cartagena. Según este partido, numerosos proyectos están paralizados por razones administrativas y probablemente no podrán ser ejecutados antes del 31 de diciembre.

La situación es generalizada, según el portavoz de Cs, Manuel Padín. En El Algar, de los 60.000 euros del capítulo inicial de inversiones que tiene su junta vecinal, todavía quedan 27.000 euros en proyectos por valorar que se tendrán que devolver por problemas ajenos a ese organismo, aseguró. En La Puebla todavía esperan el visto bueno del Ayuntamiento para la adecuación de los aseos del local de la Asociación de Amas de Casa, el almacén de la Tercera Edad espera desde marzo, la instalación de badenes lo hace desde mayo, y el repintado de la fachada de Casa Moruna en La Aparecida se dilata desde hace meses.

La situación no es distinta en la zona oeste. En Isla Plana está pendiente de valorar desde abril la colocación de vallados en jardines, el asfaltado de dos calles, la insonorización de la sala de reuniones del local social y el embellecimiento de la fachada marítima de La Azohía.

También está pendiente de valoración, desde hace meses, el arreglo de suelos, azulejos y pintado e instalación de aseos en la Asociación de Vecinos de La Azohía. Otras acciones solicitadas y pendientes, según Ciudadanos, son el mantenimiento y la poda del palmeral del paseo marítimo de la playa de San Ginés, entre otras actuaciones.

«Miles de euros se han perdido en 2015 y 2016 en La Aljorra, y este año queda sin actuar sobre las señales viales, el asfaltado de muchas calles y la colocación del césped artificial en el Campo Luis Guarch, vía Presupuestos Participativos», destacó Padín. En su opinión, «el caos es absoluto, y la capacidad de respuesta para las valoraciones técnicas del Ayuntamiento es nula». Padín apuntó que se trata de un problema político, porque el equipo de gobierno local «ha sido incapaz de organizar un servicio adecuado a las muchas necesidades que tienen nuestros barrios y diputaciones».

Incremento de presupuesto

En la formación naranja ven innecesario incrementar para 2018 un 15% el presupuesto de los órganos descentralizadores en barrios y diputaciones si estos ven cómo los proyectos aprobados se quedan sin ejecutar por razones burocráticas. «Si los acuerdos plenarios del Ayuntamiento se ejecutan a veces con años de retraso, los acuerdos de las juntas vecinales son directamente ignorados por este gobierno de PSOE y MC incapaz de llevar las riendas de Cartagena», según Padín.

El Grupo Municipal de Ciudadanos pedirá en el próximo Pleno explicaciones para conocer qué motivos hay para el retraso en las autorizaciones de gasto de las Juntas Vecinales, cuántos proyectos se encuentran pendientes de autorización para poder llevarse a cabo, qué nivel de ejecución tienen estos y qué destino tendrán las partidas que queden sin gastar este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos