«Me declararé en huelga de hambre si no me llaman para quitarme la hernia»

Antonio Muriel, con los papeles del hospital, en su casa. /A. Gil / AGM
Antonio Muriel, con los papeles del hospital, en su casa. / A. Gil / AGM

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El calvario de Antonio Muriel, un vecino de la calle del Duque, de 56 años, comenzó en verano de 2015. Un dolor en el costado le llevó por primera vez al servicio de Urgencias del Hospital Santa Lucía. Entonces les dijeron que era de origen muscular, como cuando volvió a los pocos días. La tercera vez que acudió, ya casi sin poder andar y pensando que podía ser apendicitis, «me planté en la sala de espera con la intención de no salir de allí hasta que no me ayudaran. Cuando me vio el médico me ingresó y me dijo que me tenía que operar de urgencia de peritonitis», explicó ayer a 'La Verdad'.

Tras varios días recuperándose, recibió el alta, pero el cirujano le dijo que tendrían que volver antes de la Navidad para ser intervenido de una hernia en el estómago, «consecuencia, me dijo, de la primera enfermedad». Confiado, dejó pasar el tiempo, tanto que no fue hasta noviembre de 2016 cuando le llamaron para operarle. Pero un día antes de ingresar suspendieron la intervención quirúrgica.

«Mi sorpresa fue mayúscula. El médico me dijo que no podría entrar a quirófano hasta que no perdiera peso. Eso me obligó a comenzar de nuevo todo el proceso, incluyendo todas las pruebas del especialista, algo que volvió a retrasar todo hasta hace unos días que me incluyeron en la lista de espera», cuenta este paciente.

Antonio Muriel dice sentirse «engañado», porque en todo ese tiempo de «retrasos y más retrasos», ha perdido el trabajo y «prácticamente toda mi vida». «No entiendo qué está pasando con la sanidad en Cartagena», apostilló, sumido en la desesperación.

Después de tanto tiempo aguardando, este hombre no está dispuesto a que «me vuelva a pasar lo mismos que el año pasado, por eso ya he puesto en caso en manos de mi abogado». Asegura que si no lo llaman dentro de poco para quitarle la hernia que le hace la vida imposible «me plantaré un día de estos en la puerta principal del Hospital Santa Lucía y me declararé en huelga de hambre hasta que tomen en serio mi problema de una vez».

Fotos

Vídeos