La Curra será la base de dos buques de acción marítima a partir de mayo

El almirante de Acción Marítima, Manuel de la Puente, entra en el Salón del Trono de la Capitanía de la Armada, ayer al mediodía. /Antonio Gil / AGM
El almirante de Acción Marítima, Manuel de la Puente, entra en el Salón del Trono de la Capitanía de la Armada, ayer al mediodía. / Antonio Gil / AGM

El muelle será reformado para acoger las naves que combatirán la inmigración irregular y el tráfico de drogas y garantizarán la seguridad marítima.

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El Muelle de la Curra ejercerá, a partir del mes de mayo, como base permanente del 'Audaz' y del 'Furor', dos nuevos buques de acción marítima (Bam) que se encargarán del control de las aguas territoriales, esencialmente en el Mediterráneo, para luchar contra la inmigración irregular y el tráfico de drogas, entre otras cuestiones. Así lo confirmó ayer el almirante de Acción Marítima, Manuel de la Puente instantes después de la celebración de la Pascua Militar, con un desfile en la Plaza de San Sebastián, ante unas 400 personas, y una recepción para 50 mandos militares. A ambos asistió, por primera vez, el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé.

Tras presidir el desfile de los destacamentos del Arsenal de Cartagena, del Regimiento de Artillería Antiaérea 73 de Tentegorra y de la Academia General del Aire de San Javier, Manuel de la Puente se dirigió a los mandos congregados, en el Salón del Trono de Capitanía para transmitir saludos y felicitaciones del Rey Felipe VI y hacer balance.

En su alocución, el almirante hizo referencia al 'Audaz' y al 'Furor', que se dedicarán a la «vigilancia marítima y la seguridad en la navegación». Después, en declaraciones a los periodistas, dijo que «lucharán contra todo tipo de tráficos ilícitos». Con su concurso, se podrá atender con eficacia avalanchas como la que trajo a las costas de la Región a medio millar de argelinos en noviembre.

«Estamos contentos de como se trató una emergencia que nunca habíamos tenido en esa medida. Se actuó con celeridad y coordinación con el concurso de la Armada, de Salvamento Marítimo, de Cruz Roja, de los cuerpos de Seguridad del estado, del Ayuntamiento y de los voluntarios», enumeró el almirante.

Los Bam reemplazarán a las antiguas corbetas 'Vencedora' y 'Cazadora', que como patrulleros de altura desarrollaban labores de vigilancia y escolta en rutas marítimas y demarcaciones sensibles. Las nuevas naves los sustituirán en la Operación Atalanta para asegurar la travesía de buques en el Cuerno de África (Somalia). También en tareas operativas en el golfo de Guinea.

«Ambos buques están a flote, prácticamente acabados», agregó el almirante, tras ser construidos uno en el astillero de Ferrol y el otro en La Carraca, en San Fernando (Cádiz). «En mayo se iniciará el proceso de validación, en Cartagena», añadió.

En la actualidad, la Armada Española cuenta ya con cuatro Bam, destacados en las Islas Canarias. Con los de Cartagena serán seis, pero es probable que en años venideros haya alguna incorporación nueva con la retirada de los antiguos patrulleros de altura que aún quedan en servicio. Eso podría aumentar su número en la ciudad portuaria en el futuro, dado que es necesario controlar todo el frente mediterráneo, desde la frontera con Francia hasta Gibraltar, incluidas las Islas Baleares.

Obras en el muelle este mes

Se trata de unos buques de 80 metros de eslora y dotados de la última tecnología en navegación y sistemas de propulsión, electrónicos y de comunicaciones. Por eso, la Armada ya ha previsto que los muelles que les servirán de base serán adaptados. Se ha pensado en ubicarlos en La Curra, «que en este mismo mes de enero comenzará unas obras de remodelación y puesta a punto. Estos barcos necesitan unas condiciones especiales, entre ellas una conexión de corriente con lo que actualmente no contamos», advirtió De la Puente. Con todo, aseguró que La Curra podrá seguir con su actividad habitual y ser lugar de recepción de otras embarcaciones en los meses que restan para que lleguen los Bam y mientras se realizan estos trabajos.

El almirante se refirió también brevemente a otros proyectos de mejora de la flota, como el de construcción del primer submarino de la serie S-80, que será bautizado con el nombre de 'Isaac Peral'. Manuel de la Puente se felicitó de que en su proceso de fabricación en Navantia, en Cartagena, «se ha solventado recientemente la revisión de la integración de todos los sistemas» en el casco. Eso y la inyección de mil millones de euros en el programa despeja el calendario para su entrega, en septiembre de 2022.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos