Cultura recibe licencia para limpiar el Cine Central antes de iniciar el arreglo

Edificio del Cine Central. /Antonio Gil/ AGM
Edificio del Cine Central. / Antonio Gil/ AGM

La elaboración del detallado proyecto que exigió el Ayuntamiento ha demorado la obra un año desde que la Comunidad compró el edificio

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El inicio de la limpieza interior del Cine Central, esta semana, y el tapiado de las ventanas, la que viene, acabarán con un año de inactividad desde que la Administración regional compró el edificio protegido, en diciembre de 2016, para transformarlo en un centro cultural que dinamice la Plaza de la Merced y su entorno. El Ayuntamiento expidió el 28 de noviembre la licencia, tras seis meses de trámites.

Continental Obras y Mantenimientos SL ya ha instalado la iluminación que necesita para llevar a cabo su trabajo. Por 14.000 euros, realizará una limpieza general que permita llevar a cabo la restauración posterior. Cegar las ventanas servirá para frenar las inclemencias del tiempo y evitar que las aves entren en el cine y en el edificio que está detrás, también adquirido por la Comunidad.

14.000
euros cuesta la limpieza interior y el tapiado de las ventanas para frenar el deterioro del edificio.
250.000
no invertidos este año pasan a 2018 para iniciar la transformación en centro cultural.

La reforma interior del edificio debía empezar este año. Lo hará en 2018 con los 250.000 euros que no se han gastado. El Gobierno regional, indicó un asesor, tiene pensado hacer un plan plurianual, dotado con más dinero, para contratar en bloque las obras en los ejercicios sucesivos. De momento, solo se sabe el objetivo que se quiere cumplir: contar con un centro de artes escénicas. Para empezar a llenarlo de contenido, se le ha ofrecido al Festival Internacional de Cine de Cartagena como sede.

El proyecto de adecuación tendrá que tener en cuenta que la techumbre exterior es de uralita y contiene amianto, un material de construcción que está prohibido en la actualidad. También que la fachada tiene el máximo grado de protección que incluye el catálogo municipal.

La Comunidad le compró el edificio hace un año al Banco de Sabadell con el compromiso de hacer en 2017 la primera parte de la obra de restauración y acabarla en 2018. Pero varias circunstancias se han interpuesto. Para empezar, el proyecto básico se le encargó a la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) que prometió entregarlo durante esta semana.

«Urbanismo retrasó la obra»

Respecto al retraso en las labores preliminares de limpieza, un portavoz de Comunidad la Concejalía de Urbanismo «pidió documentos innecesarios, como un informe de la Dirección General de Bienes Culturales sobre la pertinencia de unas obras que esa dirección general había contratado». Desde el departamento municipal, indicaron que todas las peticiones aclaratorias, incluidas las relativas al tapiado de las ventanas, se sustentan en informes de los técnicos municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos