Las dos constructoras del Palacio de Deportes solo repararán la pista central

La pista central, en una imagen tomada en febrero./A.Gil / AGM
La pista central, en una imagen tomada en febrero. / A.Gil / AGM

Subsanar los desperfectos en la piscina y en otras dependencias queda a cargo del Ayuntamiento, que carece de liquidez para hacerlo este año

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La reparación de la pista central del Palacio de Deportes correrá a cargo de la unión temporal de empresas que lo construyó. Esta se desentenderá del resto de los desperfectos que salieron a la luz pública en julio de 2015, porque tiene un acta de recepción de la obra firmada por técnicos municipales un año antes. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, llegó ayer a un acuerdo con directivos de Dragados y Emurtel para que subsanen las irregularidades de la base de la pista y coloquen un parqué que permita practicar deportes de interior al máximo nivel. El objetivo es tenerlo todo listo al inicio de la próxima temporada, pero nadie en el Ayuntamiento aseguró que se llegue a tiempo.

El coste estimado de la reparación de la pista central supera los 100.000 euros, pero hay una treintena de deficiencias más, detectadas cuando llegó al poder el ejecutivo de coalición de MC y PSOE. Entre ellas abundan fallos de diseño, como las vigas maestras de sustentación, con cuyos salientes pueden golpearse los espectadores antes de llegar a sus localidades. Las constructoras no asumen responsabilidad alguna al respecto, porque se limitaron a hacer lo que figuraba en el proyecto.

Asimismo, hay problemas derivados de una mala ejecución material de las obras, que sí son achacables a estas empresas. Pero el acta de recepción de 2014, un año antes de que el PP dejó el poder, complica hacer una reclamación. En el caso de la pista central, medió una exigencia de subsanación del problema durante el plazo de garantía y por eso se llegó ayer a un acuerdo. Pero en el resto no.

Castejón contó, durante las conversaciones, con el apoyo del concejal de Servicios Públicos, Juan Pedro Torralba, y de altos cargos y técnicos municipales para negociar con Ignacio García, consejero delegado de Dragados para Levante y Baleares; Juan José Hernández Nieto, jefe de grupo de Edificación en Murcia de esa compañía; y el asesor jurídico Juan José Valderas Martínez.

La primera edil mostró su «satisfacción» por haber conseguido un pacto que «permitirá a los ciudadanos disfrutar de estas instalaciones cuanto antes». Sin embargo, dejó claro que considera «deplorable» el estado en el que se encuentran otras partes del complejo. Entre ellas está la piscina, con bordillos de filo cortante, y las duchas con el mando situado a metros de distancia. También las escaleras con las barandillas colocadas al revés. Además, falta el sistema de climatización, valorado en 190.000 euros, y es necesario poner arcos de seguridad en los accesos (45.000 euros). El Ayuntamiento tiene proyectado cómo darle solución a esto último, pero carece de un presupuesto aprobado y no puede decir cuando podrá hacerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos