La Comunidad pregunta al Ayuntamiento por la obra sin licencia en el chalé de Espejo

El chalé de Espejo durante su construcción. /A. Gil/ AGM
El chalé de Espejo durante su construcción. / A. Gil/ AGM

Pide información sobre la vivienda del edil del PP, tras denunciar un abogado presuntos favores en la legalización del sótano y en la falta de una sanción

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

La polémica sobre las anomalías en la construcción del chalé del portavoz municipal del PP, Francisco Espejo, cuando éste era concejal de Urbanismo, en 2013, tiene un nuevo capítulo. En 2014, la Junta de Gobierno Local, presidida entonces por la alcaldesa Pilar Barreiro, legalizó las obras sin licencia realizadas en el sótano; en 2016, el concejal pagó al Ayuntamiento un recargo de 1.300 euros por el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO); y, en 2017, la Fiscalía archivó por segunda vez en tres años una denuncia de MC por presunta prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental. Pero la cosa no ha quedado ahí, ya que la Comunidad Autónoma pidió al Consistorio, hace casi un año, información sobre este asunto, a instancias del abogado Diego de Ramón.

Éste afirma que la Consejería de Fomento debe aclarar si ha lugar a abrir un expediente por infracción urbanística, pero Fomento afirma que su deber se limita a atender una simple solicitud de información del letrado. Fue en mayo del año pasado cuando, según fuentes municipales, Fomento solicitó a la Concejalía de Urbanismo conocer si el Ayuntamiento abrió un procedimiento sancionador tras el escrito remitido a Barreiro en diciembre de 2013 por el concejal portavoz de MC, José López. Urbanismo, área que entonces dirigía López, quien también era alcalde, respondió que el Consistorio no atendió aquél requerimiento.

MC y el letrado De Ramón

Al entender que Fomento no estaba atendiendo su petición, De Ramón se dirigió de nuevo el pasado mes de marzo a la Consejería que dirige el cartagenero Pedro Rivera, del Partido Popular. El abogado solicitó acceso a la documentación recabada y que la Dirección General de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda aclare su intervención respecto a la «aparente dejación de funciones» municipal. El chalé está en Cala Flores, en la zona de Cabo de Palos.

De Ramón considera necesario que la Comunidad actúe, porque el Ayutnamiento «no aperturó ningún expediente de infracción urbanística grave, con la consiguiente suspensión de las obras»; la imposición de una multa; y la orden de «restauración de la legalidad urbanística», incluida la demolición si hubiese procedido.

El abogado exige la «inmediata intervención» de la Consejería, como «tutor urbanístico o garante de la inacción de la Concejalía de urbanismo de Cartagena» (actualmente en manos del edil del PSOE Francisco Aznar), para que abra un expediente, «pues en el momento de la denuncia» de MC las obras «no estaba legalizada». Y todo ello, añade el letrado, «sin perjuicio de dar traslado a la Fiscalía, dado que pudiere existir un presunto delito de prevaricación».

Para este abogado murciano, quien considera una obligación perseguir los posibles casos de corrupción, «es grave» que Espejo se «aprovechara», según él, de su cargo. «Él mismo -sostiene- tendría que haber autorizado abrir expediente y suspender sus propias obras no ajustan a la licencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos