El comercio tradicional prevé ganar un 20% más durante la campaña previa a la Navidad

Una mujer observa el escaparate de la tienda Pequeña Moma, en la calle Puerta de Murcia, con los anuncios de descuentos del 20%./Pedro Martínez / AGM
Una mujer observa el escaparate de la tienda Pequeña Moma, en la calle Puerta de Murcia, con los anuncios de descuentos del 20%. / Pedro Martínez / AGM

Las tiendas de ropa, complementos y calzado ofrecen este fin de semana rebajas de hasta el 60% por el 'Black Friday'

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Jerséis de lana; chaquetas con estampados de animales, flores y mensajes positivos; leotardos de diferentes colores y grosor; bufandas trenzadas, extra largas, con encaje y de piel sintética; chaquetas americanas, de cuero, gabardina y bomber, para los más jóvenes. En pleno otoño, y con el invierno a la vuelta de la esquina, los pequeños comercios de ropa, calzado y complementos exhibirán hoy en los escaparates prendas con descuentos de hasta el 60%, para que nadie pase frío estos meses. El motivo no es otro que la celebración del 'Black Friday', lo que se conoce como 'Viernes Negro': todas las tiendas ofrecen sus géneros con rebajas significativas, como antesala a la campaña navideña. Entre ambos eventos, la previsión de los comercios minoristas es echar la persiana al 2017 con un incremento en sus ventas de hasta el 20%.

El 'Black Friday' ya es una de las fechas señaladas en rojo en el calendario de los pequeños empresarios, junto con las rebajas del verano y la escala de grandes cruceros como el 'Celebrity Reflection', el 'Royal Princess', el 'Wind Surf' y el 'Wind Star', que provocó el mayor desembarco del año, en octubre, con más de 7.000 personas por las calles del casco histórico. Aunque las temperaturas aún no terminan de acompañar del todo para subirse la cremallera del abrigo, los comerciantes son conscientes de que esta «es la mejor época del año» para que los clientes salgan a comprar, por la proximidad de la Navidad. Por eso, algunos locales se han adelantado a las grandes superficies, celebrando el Viernes Negro con gangas a mitad de precio durante toda la semana: el 'Black Week'.

60%
Algunos artículos, sobre todo los que no son de temporada, están reducidos a más de la mitad.
30€
Es el gasto medio de los clientes en una prenda de ropa, según La Milla y San Fernando.

Que estas jornadas, sumadas a la proximidad de las campañas navideñas, son un «éxito» lo cree la presidenta del área comercial de la calle San Fernando, María José Rodríguez, cuyo colectivo aglutina a 36 tiendas. «Está claro que ahora es cuando más vamos a vender; la gente se anima y ya está empezando a comprar pequeños detalles para bebés. Aunque el frío no ha llegado del todo, sí estamos vendiendo ropa de época, como chaquetas finas de entretiempo y pañuelos. Todos los años lo notamos, y esta vez esperamos que así sea», explicó.

ASÍ OPINAN

Javier García. Rodyman
«La gente siempre espera a estas fechas para hacer sus compras. Hemos estado parados, pero nos queda todavía lo mejor».
María del Pino. Don Zapato
«Esta es la época fuerte y hemos puesto artículos a mitad de precio. Lo que más nos piden son zapatos de ceremonia».
María Celdrán. Montepicaza
«Para tener informados a nuestros clientes de las últimas novedades, utilizamos las redes sociales. La promoción funciona».
Isabel Marín. Macson
«No queremos tirar los cohetes porque aún queda, pero poco a poco vamos a mejor. La gente se lleva chalecos y americanas».
Rosa Rodrigo. Pequeña Moma
«Hemos puesto en rebaja toda la ropa y, como novedad, este año hemos añadido los complementos. Estamos muy contentas».

Una de las tiendas más veteranas del lugar es la de Don Zapato, que vende calzado para todas las edades desde hace 37 años. «Hoy [ayer para el lector] hemos empezado el 'Black Friday' y se están llevando zapatos de ceremonia, sobre todo, porque el calzado de más abrigo aún nos está costando un poco, por el tiempo, que no acompaña del todo. Hay que ser positivos y mantendremos descuentos del 20% hasta mañana», comentó María del Pino, una de las empresarias que alargará estas rebajas durante tres días.

Zapatillas «calentitas»

En esa misma calle está el local de Javier García, Rodyman, con «súper ofertas» en zapatillas de caballero «para estar por casa cómodo y calentito», deportivas sin cordones y botas de piel con plantillas de espuma para «minimizar los impactos y las vibraciones» en cada pisada. «Aunque todavía hace mucho calor y no hay demasiado movimiento, seguro que todo el mundo aprovechará para venir en fin de semana. Lo mejor está por llegar», dijo.

Como cada año, los comerciantes de la calle San Fernando tendrán que «reinventarse para competir con las grandes superficies», y por eso, a mediados de diciembre, optarán, según Rodríguez, por decorar las tiendas con adornos y luces navideñas en la vía pública, poner cartelería y un mercadillo al pie de cada tienda, con mesas «cargadas de los géneros más destacados». «Son iniciativas que siempre nos van bien, y que solemos notar. La gente es consciente de que es el momento de hacer los regalos de Navidad».

El hecho de que las rebajas se adelanten, haya más competencia y el público tenga más opciones donde elegir ha influido en que las tiendas de ropa y complementos tengan que apostar por el comercio electrónico, el uso de las nuevas tecnologías y la difusión de sus ofertas a través de las redes sociales, para atraer a los clientes. Un claro ejemplo es el de la emprendedora María Celdrán, que este año abrió una tienda de ropa en la calle Santa Florentina. Montepicaza cuida su imagen corporativa en Facebook y tiene un grupo en el servicio de mensajería whatsapp, para hacer llegar a su clientela más fiel las últimas novedades. «Les mantenemos informados de todas nuestras promociones. Aquí vienen sobre todo mujeres, y se interesan por bufandas y abrigos, de pequeño grosor. Ojalá se vaya ya del todo el calor», afirmó.

Sin gastos de envío

Esa misma línea es la que sigue Pequeña Moma, en la calle Puerta de Murcia, que ayer empezó con descuentos del 20% en toda su ropa, desde las chaquetas de lana multicolor, las minifaldas estampadas y chalecos hasta los abrigos. Este año, como novedad, los descuentos en el Viernes Negro también se han aplicado a las gargantillas, pulseras, pañuelos y el resto de complementos. «Estos días de rebajas nos vienen muy bien, son un empujón, una manera de dar la bienvenida a la Navidad. Nos va todo muy bien y tenemos una clientela fiel, que valora nuestros productos», dijo Rosa Rodrigo. Pequeña Moma tiene más de 90.000 seguidores en las redes sociales y ofrece un servicio de venta 'online' en su página web, con transporte gratuito.

Quienes también se han propuesto innovar son los empresarios del Ensanche. El año pasado celebraron el 'Black Friday' durante dos días, mientras que en esta ocasión, para ponerse «a la altura de las grandes superficies», muestran rebajas desde el 20 y hasta el 50% en los escaparates, con ropa y bisutería como principales atractivos. El área comercial La Milla reúne a 56 locales de esa parte de la ciudad, y esperan cerrar el año 2017 «con buen sabor de boca», según su presidenta, Esperanza Bermejo. Para mediados de diciembre presentarán un concurso de 'selfies', organizarán rifas y entregarán boletos premiados con viajes, dinero y cheques por valor de 200 euros válidos para las tiendas asociadas a La Milla.

Chocolatada y música

Las grandes cadenas de ropa también dieron el pistoletazo de salida al 'Black Friday' esta semana, con descuentos del 10% que han ido incrementando con el paso de los días y que hoy alcanzarán la mitad de su precio original. Los centros comerciales como Espacio Mediterráneo, en el polígono Cabezo Beaza, tienen en sus instalaciones algunas de estas marcas, como H&M, Punto Roma, Zara, Mango, Springfield y Pull&Bear. «Hemos organizado una gran fiesta con preparativos, encendido de luces, chocolatadas, música y el regalo de varios productos de 'merchandising', a las 17.30 horas», explicó a 'La Verdad' la directora de marketing, Pepa Egea, quien aseguró que las previsiones son «muy buenas», aunque no concretó cifras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos