Ciudadanos cambia su voto y evita que Casco Antiguo se acerque a su disolución

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

«No voy a ser quien entierre esta sociedad», le oyeron decir ayer al gerente de la empresa municipal Casco Antiguo, Antonio García, en su intervención para convencer a los grupos políticos de que aprobaran las cuentas de 2016, pese a las sombras que una auditoría y un dictamen de la Intervención Municipal proyectan sobre su futuro. El cambio de posición del portavoz de Ciudadanos, Manuel Padín, en una reunión de la Comisión de Hacienda en el Edificio San Miguel, despeja por ahora la amenaza de disolución.

Las cuentas de 2016 fueron rechazadas dos veces, en julio y a principios de este mes, por el PP, Cartagena Si Se Puede y la formación naranja. Los populares mantienen su voto porque no quieren que Casco Antiguo sea «un instrumento para pasar factura» a los gobiernos anteriores, según su portavoz, Francisco Espejo. Cartagena Sí Se Puede (Podemos) las repudia porque considera que la sociedad es inviable y debe desaparecer. Ciudadanos se oponía hasta ayer, blandiendo informes que dudan de que las cuentas reflejen una solvencia real de la empresa pública. Pero Padín varió el voto «por responsabilidad, coherencia y conciencia, para aprobar una cuenta general sin la que es imposible acceder a subvenciones del Estado». Lo hizo tras consultar si había algo ilegal en ello. La votación definitiva será el viernes.

Su cambio al bando de MC, que defiende que Casco Antiguo tiene futuro, y del PSOE que votó a favor sin dar ningún argumento para ello, salvó la situación de una empresa que desde hace años se sostiene sobre todo gracias a las subvenciones del Ayuntamiento. Sin embargo, ya no se pueden justificar como devolución del dinero pagado en 2006 por el Edificio Administrativo San Miguel.

Además, Casco Antiguo no ha conseguido en todo el año ni un ingreso por venta de solares. La única enajenación pendiente es la del edificio de la antigua pulpería en la calle Honda, que no fructificará en 2017 por un problema con su titularidad.

Fotos

Vídeos