Cinco veranos en El Batel

María Dolores Cepillo, Conchi Sánchez, Isabel Fernández y Jovino Fernández./Pablo Sánchez / AGM
María Dolores Cepillo, Conchi Sánchez, Isabel Fernández y Jovino Fernández. / Pablo Sánchez / AGM

ÁNGELA DE LA LLANA

El placer de salir una noche de verano a realizar alguna actividad distinta a la habitual es algo de lo que disfrutan muchas personas en Cartagena. Por ello, cuando El Batel acoge una buena programación, muchos son los espectadores que se animan a acudir al teatro. Ya son cinco años lo que el auditorio está programando con éxito 'Los veranos de El Batel', y buena prueba de ello es el lleno absoluto que presentaba el aforo el pasado jueves.

A su llegada, los espectadores manifestaban su deseo de ver actuar a la cantante y actriz Lolita Flores, todo un torrente de energía y vitalidad que representó en Cartagena, junto con el actor Luis Mottola, la comedia de Laurent Ruquier 'Prefiero que seamos amigos', que aborda un viaje divertido con giros inesperados, conversaciones salpicadas de ironía, frustraciones y deseo sexual no correspondido.

Antonio García, Dolores Soto, Suni Saura, Mónica Martínez, María Dolores Cepillo, Conchi Sánchez, Jovino Fernández, Lourdes Cristóbal, Lola Carbonel, María del Mar García, Isabel Fernández, Loli Agüera y Ana María Pérez llegaron puntuales al teatro. Algunos de ellos ya habían visto actuar a la protagonista de la noche en la obra 'Sofocos', mientras que otros aseguraban que deseaban verla en el escenario por primera vez.

En la escenificación de esta obra francesa quedó patente la fuerza escénica de la hija de Lola Flores, que protagoniza la comedida con mucha frescura.

Lolita Flores arrasa

En algún momento de la representación, la artista deleitó al público con algunos fragmentos de canciones, que desataron el aplauso de asistentes como Cristina Sánchez, Caridad Griñán, Diego Sánchez, María Dolores Morales, Juan Ramón Martínez, Antonio Griñán y Antonio Martínez.

La obra no solo se centra en el amor entre dos amigos, sino que también aborda el tema de la edad de las mujeres y las luchas internas de una protagonista segura de sí misma, con toda una vida a sus espaldas, independiente y satisfecha consigo misma. Ella se enfrenta a la terrible inseguridad y al miedo de no ser nunca más deseada ni dichosa en el terreno del amor.

Amantes del teatro, y de cualquier actividad cultural, se mostraban amigos como Ana Ros, Ana García, Antonio y Carmina Abenza, Isabel Avilés y Joaquín Martínez. Como ellos, muchos espectadores se habían desplazado desde las playas para «ver una buena obra». Cristina Giménez, Carmen Esteban, Pablo Alberto Sánchez, Pablo Vidal y Martín José Ruiz fueron algunos de los asistentes.

Johana Gutiérrez y Paqui Blázquez demandaban más espectáculos «en una ciudad como Cartagena». Mientras que algunos espectadores, entre ellos Kika Romero, Eva Marín, José Luis Ruiz, Susana Marín, Miguel Celdrán, Juan Verdú, Eloísa Mora e Inoa Raja, aseguraban que han adquirido el bono para ver más representaciones.

Antonia Bernal y Antonio González, componentes de la peña flamenca Antonio Piñana, acudieron al Auditorio con un ramo de rosas que le pensaban entregar a Lolita Flores una vez que concluyera la representación. Él, que se dedica a la canción, aseguraba sentirse «muy emocionado por contar con ella en Cartagena y poder verla actuar».

Los responsables de 'Los Veranos de El Batel' han programado una serie de espectáculos frescos y veraniegos, destinados a un público mayoritario. Esta noche, los aficionados contarán con la actuación del pianista James Rhodes, autor del libro autobiográfico del año: 'Instrumental. Memorias de música, medicina y locura'.

El próximo 18 de agosto, la actriz Silvia Marsó protagonizará '24 horas en la vida de una mujer'. El espectáculo conjuga música y dramaturgia, entrelazando canciones y diálogos durante la representación teatral y con el acompañamiento de una orquesta de cámara. Junto a la actriz se subirán al escenario Felipe Ansola y Víctor Massán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos