Un centenar de dueños de solares de todo el municipio afrontan multas por la suciedad

Pista deportiva situada entre las calles Altair y Sirio, con las vallas oxidadas y semicaídas, en el bario de San Ginés. Al fondo, a la izquierda, la fábrica de harinas. / Pablo Sánchez / AGM

Los inspectores de Medio Ambiente y la Policía Local refuerzan el control, para poner coto a las parcelas con maleza y escombros

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

En la calle Carlos III, situada en pleno casco histórico de Cartagena; en la calle Pedro Díaz, ubicada en San Antón; y en el cruce de las calles Hiedra y Reinosa, en El Algar. Tanto en el corazón de la ciudad, como en los barrios y las diputaciones, decenas de solares son un foco diario de insalubridad, generan riesgo de incendio y de accidentes y ofrecen una imagen de dejadez por parte de los vecinos y de las autoridades. Para tratar de poner coto a esta situación, el Ayuntamiento ha impuesto en lo que va de año un centenar de sanciones a los propietarios de las parcelas, por el incumplimiento de la ordenanza de limpieza urbana.

Las altas temperaturas que están viviéndose en este inicio del otoño han contribuido a prolongar las molestias que, desde la primavera, sufren con especial intensidad los vecinos, en cuanto a los malos olores, la proliferación de insectos y de roedores y el crecimiento de la maleza.

En los nueve primeros meses del año y en lo que va de octubre, los inspectores del área de Calidad de Vida y los agentes de la unidad de Medio Ambiente de la Policía Local han impulsado la tramitación de cien expedientes, según datos oficiales facilitados a 'La Verdad' por el Ayuntamiento.

La cuantía habitual de las sanciones es de 900 euros, por incumplir la ordenanza municipal de limpieza urbana

San Antón soporta más de veinte parcelas sucias y el riesgo de que haya nuevos incendios por la acumulación de basura

En concreto, hay 29 sanciones ya establecidas y otras 71 pendientes en el periodo de instrucción, con los correspondiente plazos para la formulación de alegaciones, precisaron en el Consistorio. Y añadieron que, «con respecto a la cuantía, hay que señalar que las sanciones van desde los 900 euros mínimo, que es lo habitual, hasta los 60.000 euros».

«Por tanto, se ha aumentado la persecución sobre los solares insalubres, así como el número de expedientes en ejecución», indicaron en el Gobierno municipal, donde las competencias de Medio Ambiente corresponden al concejal Francisco Calderón y las de Seguridad Ciudadana a Francisco Aznar.

La normativa municipal considera una falta leve el «arrojar basuras y escombros en solares, espacios abiertos de propiedad pública o privada». Además, tipifica como grave «el incumplimiento de las obligaciones de limpieza por parte de los propietarios de urbanizaciones, espacios abiertos y solares sin edificar»; y «la formación de vertederos o depósitos y la instalación de actividades de eliminación y tratamiento, careciendo de las licencias para ello o de las autorizaciones para ejercer estas actividades».

Escombreras ilegales

Para lograr que, más allá del castigo económico, se consiga la limpieza de los terrenos donde se detecte la acumulación de todo tipo de residuos, en cada caso «se establece un plan de retirada y posteriormente se hace un seguimiento», explican en el Ayuntamiento. Una de las herramientas legales, en el caso de que el infractor supere el plazo máximo para limpiar su propiedad, es la ejecución subsidiaria. A través de ella, la institución manda a una brigada de operarios municipales o contrata a una empresa, para que retiren la vegetación y los residuos acumulados en la parcela (desde restos orgánicos a desechos de la construcción e industriales) y luego pasa la factura al titular del suelo.

Al ser preguntado por las medidas concretas de limpieza aprobadas para casos como los de los vertederos ilegales que invaden desde hace meses montes, ramblas y otros parajes naturales y urbanos de Lo Campano, Santa Lucía, Las Seiscientas, Los Segados y otras áreas, Calderón no indicó ninguna. Los grupos municipales de Cartagena Sí Se Puede (Podemos) y Ciudadanos han exigido poner fin a este panorama y preguntarán al Gobierno por su gestión, en el próximo Pleno.

En el caso de San Antón, los vecinos siguen esperando a que haya una reacción por parte del Ayuntamiento, para acabar con más de una veintena de solares repletos de suciedad. Como ejemplo, el citado colectivo de residentes señala parcelas de las calles Obispo y Hermanos Pinzón, adonde incluso los bomberos tuvieron que acudir para apagar incendios de basura.

Durante todo el verano, y hasta hace unos días, según fuentes municipales, también hubo peligro de fuego en unos terrenos situados junto a un parque infantil en El Algar en la zona de la Avenida Madroño. A pesar de las denuncias vecinales y de los agentes, la situación continuó hasta que una empresa que construye en la zona limpió el suelo, para colocar allí su maquinaria.

Investigación en Escombreras

Uno de los asuntos más recientes y relevantes de este 2017 es el de la denuncia policial sobre el presunto vertido ilegal de residuos de la construcción y de otro tipo en la cantera Las Balsetas, en el Valle de Escombreras. En este caso, la administración local comunicó hace unos días lo sucedido a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma. Y esta, según informó un portavoz del Gobierno regional, ha solicitado ya «un informe técnico sobre el contenido y el alcance de las actuaciones a seguir para la restauración» de la zona.

En la Comunidad explicaron que, «de acuerdo con la Ley 4/2009 de Protección Ambiental Integrada (art. 151), el ejercicio de una actividad sin la preceptiva autorización, constituye infracción grave, cuya sanción va de los 10.001 hasta los 100.000 euros». Y añadieron que, «si se calificara la infracción como muy grave, por haber un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas, la multa iría desde los 100.001 hasta 1.000.000 euros».

Más

Fotos

Vídeos